Actualidad

Elbee Bad se une al artista Xavier González d'Egara por una buena causa

House, pintura en directo y videoarte para ayudar a niños con pocos recursos en Alemania

Mañana viernes 12 de abril tendrá lugar en la berlinesa Galerie Wedding la performance multidisciplinar "Color Is Colors", en la que el artista plástico catalán Xavier González d'Egara y el videoartista mexicano residente en Berlín Eliazar unirán sus fuerzas a toda una leyenda del house: Elbee Bad, también conocido como The Prince Of Dance Music, institución del house underground neoyorquino de los años ochenta que el pasado octubre volvía al primer frente de la actualidad discográfica de la mano de un recopilatorio auspiciado por Rush Hour.

La performance, a la que Elbee Bad se ha prestado desinteresadamente, consistirá en hacer sonar temas inéditos del productor, que serán interpretados plásticamente, en vivo y sin ningún tipo de ensayo previo, por González d'Egara sobre planchas de metacrilato retroiluminado. Para ello usará herramientas industriales como taladros, discos radiales o martillos que aplicará sobre la superficie de las planchas generando, además de texturas y motivos plásticos, eventos percusivos que se unirán al audio musical. Mientras, Eliazar captará las texturas creadas por d'Egara para manipularlas y proyectar el resultado en tiempo real, creando un continuum en el cual entrarán en juego tanto la parte sonora como la visual, combinando motivos estáticos y dinámicos.

Los cuadros resultantes de este diálogo que une arte contemporáneo y música serán subastados en la misma Galerie Wedding el próximo mes de diciembre. Todo lo que se recaude irá a parar a la ONG SOS-Kinderdörfen, organización que ayuda a niños con problemas de recursos.

Golzález d'Egara, cuya obra ya ha estado ligada a la música de baile y a la electrónica en otras ocasiones (la exposición " The Three Seasons" estaba inspirada en temas de los grandes del techno, mientras que el proyecto " We Love Amphibians" se desarrolló a medias con el productor Fur Voice) nos cuenta con evidente entusiasmo cómo de místico fue su primer encuentro con el productor: "A Elbee me lo presentaron en un club (sin saber que era Elbee) y, lo primero que hice fue abrazarlo, ya que su fuerte magnetismo me impulsaba a agradecerle un no sé qué que se me hacía evidente en la enorme luminosidad de su sonrisa.". Egara también hace hincapié en que, mientras otros productores más jóvenes no se interesaron por el proyecto, el neoyorquino dijo sí sin contemplaciones, sin demandar nada a cambio. "Quizás por eso es una institución", puntualiza.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar