PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Las lluvias derritieron en la Antártida una región tan grande como Texas

H

 

"¿Quién había oído hablar de la lluvia en la Antártida, ¡es un desierto!"

A.O.

16 Junio 2017 14:06

Getty

Una gran área de la Antártida Occidental, más grande que el estado de Texas, se derritió en un alto grado el año pasado. Hubo enormes piscinas de agua encima de la superficie helada que permanecieron allí durante 15 días.

Si sorprendió tanta cantidad de agua líquida afectando a una zona de 777.000 kilómetros cuadrados cerca de la barrera de hielo de Ross, descubrir la causa augura malos presagios: llovió. Llovió en la Antártida, la región más fría del planeta que si rara vez caen gotas de agua, solo lo hace en sus regiones costeras.

"La historia del derretimiento sobre toda la plataforma de hielo sacudió a la comunidad científica cuando ocurrió", dijo Robin Bell, un investigador antártico en el Lamont-Doherty Earth Institute de la Universidad de Columbia, que no participo en el estudio, a The Washington Post.

"¿Quién había oído hablar de la lluvia en la Antártida, ¡es un desierto!".

En enero de 2016, los satélites detectaron una masiva región con agua fundida

Publicada en la revista Nature, la reciente investigación liderada por el Instituto de Oceanografía de la Universidad de Ohio y otras instituciones señala que el fenómeno El Niño llevó al polo sur corrientes cálidas de aire húmedo que precipitaron.

El agua líquida sobre superficie helada preocupa porque acelera la fusión y si se deterritiera totalmente la Antártida aumentaría 3 metros el nivel del mar. Los científicos alertan que si el cambio climático hace frecuentes los eventos que empujan nubes cargadas a esta helada región, lamentaremos más piscinas masivas que deshacen el hielo y que acabarán ahogando las zonas costeras de todo nuestro mundo.

share