Actualidad

Pasión y prisión: el romance telefónico entre El Chapo y Kate del Castillo

Los mensajes encriptados que se mandaban el capo del narcotráfico y la actriz recuerdan a un sinfín de hits latinos

A Joaquín "El Chapo" Guzmán bien podrían cantarle lo de " no es amor, lo que tu sientes se llama obsesión" en relación a lo que siente, o sentía, por la actriz mexicana Kate del Castillo, la volcánica protagonista de La reina del Sur. Al fin y al cabo, sus ansias por verla le han llevado de vuelta a prisión.

Hasta ahora sabíamos que la reina de la telenovela mexicana y el capo de Sinaloa se enviaban mensajes encriptados con vistas a llevar adelante el sueño del Chapo: rodar una película sobre su vida. Pero ahora sabemos que sus mensajes iban más allá.

En su titánico operativo de búsqueda para dar con el hombre que había humillado al Estado mexicano con su fuga del penal del Altiplano, los servicios de inteligencia mexicanos se encontraron con algo que no esperaban: una pasión digna de telenovela.

Más allá de sus deseos megalómanos, El Chapo tenía una debilidad: la rutilante actriz, la mujer que encarnó a la sensual narcotraficante Teresa Mendoza en La reina del Sur. El narco deseaba con todas sus fuerzas encontrarse con Kate para seducirla, según afirma El País a partir de las conversaciones entre la pareja a las que ha tenido acceso al diario mexicano Milenio.

"Eres lo mejor de este mundo. Te cuidaré más que a mis ojos", le dijo El Chapo por mensaje cifrado. Ella le daba esperanzas: "Me mueve demasiado que me digas que me cuidas, jamás nadie me ha cuidado", contestaba la actriz.

Llevaré mi tequila para compartirlo contigo, porque es un sueño que ya tocaba cumplir.

"Te confieso que me siento protegida por primera vez. Por alguna razón me siento segura y sé que sabes quien soy, no como actriz o persona pública, sino como mujer. Llevaré mi tequila para compartirlo contigo, porque es un sueño que ya me tocaba cumplir", le escribía ella.

La relación entre El Chapo y Del Castillo se remonta a los primeros días de 2012, cuando la intérprete se hizo notar en las redes sociales con un " hoy creo más en ‘El Chapo’ Guzmán que en los gobiernos que me esconden verdades".

La cosa no quedó ahí. Del Castillo echó el resto e intentó rescatar al narco del lado oscuro. " Señor Chapo, ¿no sería maravilloso que usted empezara a traficar con el bien? Anímese Don, sería usted el héroe de héroes, trafiquemos con amor. Usted sabe cómo", soltó la actriz en Twitter pocos días después.

El Chapo respondió a aquellas palabras enviando flores a la actriz desde la prisión de máxima seguridad de El Altiplano. Así surgió el contacto, una relación que el narco trabajó desde la clandestinidad. 

En las semanas previas a la detención de El Chapo, ambos se morían de ganas de verse y se mandaban más y más mensajes, a todas horas. Así saludaba El Chapo a su "dama" la tarde del 24 de octubre: "¿Cómo está la mujer más guapa de este mundo y más buena, a quien admiro mucho?".

Cinco días más tarde, el narco no podía esperar a quedar con ella. "Amiga, hay que vernos. Todo está tranquilo, si no estuviera seguro no te invitaría. (...) Te cuento que mi mamá quiere conocerte. Le comenté de ti. No te desanimes, que no pasa nada. Lo tendré todo al 100", le decía el líder del Cártel de Sinaloa.

Me tienen bien pinchada y esperan que yo los lleve a ti. No te puedo arriesgar ahora, es muy peligroso

El 9 de noviembre, la actriz ya lo avisó: "Mi acompañante me dijo que me tienen bien pinchada y esperan que yo los lleve a ti. No te puedo arriesgar ahora, es muy peligroso". Pero como bien dice una bachata, "una aventura es más divertida si huele a peligro", y el Chapo, que tenía los DVDs de La Reina del Sur gastados de tanto mirarlos para ver a su amada, arriesgó.

El final de la historia es conocido.

Loading the player...

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar