Actualidad

ETA prepara el "desarme definitivo" para el 8 de abril

El grupo terrorista anunció el cese total de la violencia en 2011

El grupo terrorista ETA prepara su desarme definitivo para el próximo 8 de abril. Así lo ha asegurado, a través del diario francés Le Monde, Jean-Noël Etcheverry, vinculado a la banda, que fue detenido el pasado 16 de diciembre en el sur de Francia cuando trataba junto a otros compañeros en hacer desaparecer armamento. 

"ETA nos ha confiado la responsabilidad del desarme de su aresenal y, en la tarde del 8 de abril, ETA estará totalmente desarmada", ha asegurado.

El grupo armado, según El Mundo, dará una rueda de prensa para medios extranjeros en los próximos días anunciando su plan definitivo. Fuentes del Ministerio del Interior francés y español no han dado por buenas aún estas iniciativas, según ha informado el mismo diario.

La entrega de armas es una de las condiciones del gobierno español para que la paz sea una realidad irreversible.

ETA empezó a matar reclamando la independencia de Euskadi en 1960, cuando mató a Begoña Urroz, su primera víctima, una niña de 22 meses alcanzada por una bomba incendiaria en San Sebastían. La última víctima mortal fue el policía francés Jean-Serge Nèrin, que murió en un tiroteo con tres presuntos miembros del grupo terrorista en marzo de 2010.

En total, ETA ha asesinado a 829 personas según el gobierno español, que son 858 según las asociaciones de víctimas del terrorismo.

Pese a que el desarme no ha sido dado por bueno por Interior, algunos grupos políticos ya han emitido las primeras reacciones. P ablo Iglesias, de Podemos,  lo ha calificado como "una buena noticia" y ha expresado su deseo de que derive en una paz "irreversible".

El portavoz parlamentario del PSOE Antonio Hernando, por su parte, ha asegurado que el anuncio "llega tarde" y ha recordado que aún falta la disolución "definitiva" del grupo terrorista.  

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar