Actualidad

"Una mentira abominable": así se defiende el fiscal general de EEUU de la trama rusa

Jeff Sessions niega cualquier tipo de contacto con el Gobierno ruso en una audiencia cacofónica y completamente inútil

"Cualquier sugerencia de que estuve implicado es una mentira abominable y detestable". Fue la respuesta del fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, este martes en el Senado, que está estudiando las relaciones entre la Casa Blanca y el Kremlin durante la campaña estadounidense.

Sessions no dijo nada nuevo, más allá de la versión oficial. A pesar de que en marzo el Washington Post revelara que Sessions se reunió dos veces con el embajador ruso Sergei Kislyak durante la campaña de Trump, él lo ha negado todo.

No tuvo ninguna implicación con el Kremlin antes de las elecciones y tampoco mantuvo una tercera reunión con el embajador. No pudo ni recordar ninguna interacción informal con los rusos, ni reveló las conversaciones que mantuvo con Trump . Sessions se limitó a intentar sortear cualquier ataque que lo acusara de "obstruccionismo" en la Administración e insistió en que su inhabilitación no tuvo nada que ver con la trama rusa, y que simplemente se había realizado por haber sido asesor de Donald Trump durante la campaña, según recoge Time.

El fiscal general de Estados Unidos solo quería escapar de la audiencia sin ninguna repercusión en su carrera política. En cambio, enfureció a demócratas y republicanos por no haber arrojado luz sobre la investigación del despido del director del FBI, James Comey, aunque defendió haber participado junto con Trump en la decisión. Aún así, los senadores quieren saber de qué hablaron Sessions y Trump antes de despedir al director del FBI el pasado mes de mayo.

Las respuestas tibias de Sessions proporcionaron un muro de resistencia a la Casa Blanca ante cualquier crítica, que desde hace meses vive en un terremoto continuo con cada escándalo sobre la investigación rusa. En realidad, el fiscal general ha intentando salvar la relación que tiene con Trump, en declive desde que la polémica de la trama rusa le diese de lleno tras la caída del asesor de seguridad, Michael Flynn en febrero.

Las reacciones no tardaron en llegar por parte de los senadores. Según publicó CNN, el senador de Nuevo México, Martin Heinrich y el de Oregón, Ron Wyden lo acusaron de "obstruir" la investigación del Congreso. Especialmente, Wyden señaló que este martes "el pueblo estadounidense tan solo había tenido evasivas".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar