Actualidad

Hombre, blanco, racista y misógino: Donald Trump no es el único que la lía

En Estados Unidos ser políticamente incorrecto puede servirte, hasta que todo se vuelve contra ti

“(Los mexicanos) Están enviando gente que tiene muchos problemas, nos están enviando sus problemas, traen drogas, son violadores, y algunos supongo que serán buena gente, pero yo hablo con agentes de la frontera y me cuentan lo que hay”.

Con esta frase, el magnate Donald Trump ha conseguido, a lo largo de una semana, que la cadena latina Univisión terminara el contrato de Miss Universo que él preside, que los supermercados Macys dejen de vender productos de sus empresas, o que el empresario Carlos Slim corte sus negocios con él.

La lista de acuerdos rotos, cadenas de televisión que le han dado la espalda o celebridades que se le han enfrentado es interminable.

Trump ha conseguido poner a toda la comundiad latina en su contra

Es el coste de ser políticamente incorrecto. Y también, de tener la cabeza llena de serrín y aún así, querer presentarse a la presidencia de Estados Unidos por el partido Republicano.

Como en todas las sociedades, en la estadounidense hay de todo. Pero sí que podemos decir que, si hay un país en el que las personalidades públicas cometen cagadas constantes, ese es Estados Unidos. Trump no es el único:

Joseph Maturo, alcalde republicano de East Haven

Joseph Maturo, alcalde republicano de East Haven, Connectitut, fue preguntado sobre la comunidad latina de su ciudad después de que el 10% de la policía de la localidad estuviera arrestada por discriminación a los latinos, y qué haría al respecto. Esta fue su respuesta: “Quizá hoy cenaré tacos, aunque aún no lo sé”.

Gavin McInnes, fundador de Vice

Gavin McInnes, de quien se ha dicho que es uno de los fundadores de la cultura hipster, tiene varias perlas en su historial.

Ha escrito libros en los que aconseja que hay que correrse en la cara de las mujeres, y ha dicho que ellas “están forzadas a pretender ser hombres porque son miserables”.

McInnes tampoco ha descuidado su faceta más racista: En numerosas ocasiones desde la cadena FOX News o la revista Taki se ha referido a los asiáticos como bolas de arroz, o ha defendido la “supremacía de la cultura blanca”.

Donald Sterling, propietario de los LA Clippers

Los de la escuela de Trump también están en el deporte. Donald Sterling, propietario de Los Angeles Clippers, le dijo a una de las parejas que ha tenido, V Stiviano, que le molestaba que se hubiera hecho una foto con la exestrella del baloncesto Magic Johnson: “Puedes dormir con los negros, los puedes traer y hacer lo que te dé la gana. Lo único que te pido es que no los traigas a mis partidos ”.

Charlie Sheen, actor

Se metió con el origen keniano de Barack Obama al criticarle por no acudir al funeral de un soldado muerto en Afganistán, mientras estaba en la entrega de premios de NCAA, la liga de baloncesto de estudiantes universitarios.

Todos ellos coinciden, además, con casos de supuestos abusos sexuales y declaraciones misóginas.

Pero, ¿lo hacen a posta, o son deslices?

Es cierto que, en un país como Estados Unidos, donde existe un amplio sector de la población que apoya las tesis discriminatorias del Tea Party, el discurso políticamente incorrecto puede tener su tirón. Sobre todo, si cada vez que abres la boca sobre uno de estos temas, los medios te hacen publicidad gratis.

Sin embargo, el querer que hablen de ti a toda costa te puede salir muy caro. Donald Trump está en el camino de quedarse fuera de la carrera política. Y si finalmente decide ir a por ella, el voto latino no estará de su lado, ni de sus negocios.

Un país donde el racismo viene de las altas esferas

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar