PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Diseñan un nuevo material capaz de extraer agua del aire

H

 

Un cactus, un escarabajo y una planta carnivora inspiran a unos investigadores para crear un material que condensa agua a partir del aire en cualquier tipo de entorno

PlayGround

26 Febrero 2016 22:48

¿Qué obtienes si combinas las propiedades de un cactus, un escarabajo y una planta carnívora? Si aplicas un poco de ingenio, puedes dar con una nueva forma de condensar agua a partir de algo tan abundante como el aire que respiras.

Eso es lo que han hecho un grupo de investigadores de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Harvard.

En un estudio publicado en Nature, los investigadores explican cómo se pueden combinar ciertos rasgos característicos de estos tres elementos para crear un material capaz de recolectar agua de donde parece que no la hay. 



Del exoesqueleto de los escarabajos se ha aprovechado las cualidades de su superficie llena de bultos. Las protuberancias sirven para condensar más rápidamente el agua en grandes gotas que son más fáciles de recuperar que de una superficie lisa y plana.


Loading the player...


Pero una vez que las gotas estén condensadas, ¿qué pasa con ellas? Es en este punto en el que entra en juego la inspiración del cactus.

Imitando los picos asimétricos de las plantas cactáceas, los investigadores fueron capaces de desarrollar una textura que canaliza rápidamente las partículas líquidas gracias a la gravedad, permitiendo recoger hasta la última gota de la superficie.


Loading the player...


Para completar el material, los investigadores añadieron un revestimiento que imita el interior resbaladizo de una planta carnívora de jarra. Eso permitió que el nuevo material drene el agua aún más rápido.

Esta técnica puede ser útil para el abastecimiento de líquido en zonas desérticas del planeta en las que cada gota cuenta. Además de recoger agua del aire, se podría aplicar en plantas desalinizadoras y deshumidificadores. Antes, los investigadores tendrán que dilucidar la forma de elevar sus diseños inspirados en la biología a la producción industrial, y ya sabemos que ese proceso podría llevar mucho tiempo. Con todo, no parece una mala idea.

El problema está ahí. Si algo necesitamos ahora son soluciones.


share