PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Cómo hacer periodismo crítico y sobrevivir a 3 gobiernos, 2 reyes y 140 acampadas

H

 

El periódico de actualidad crítica Diagonal celebra por todo lo alto en Madrid su 10º cumpleaños, con concierto sorpresa #LOL

Ignacio Pato

14 Marzo 2015 09:00

Una buena mañana de hace ahora 10 años, un grupo de activistas hacía ronda por los quioscos del centro de Madrid. ¿Qué o a quién buscaban?

- ¿Tiene usted el Diagonal?

Una quiosquera del centro, sin saber que estaba ante la propia gente del periódico, les contestó: "Acaba de llegar, parece que de verdad este puede ser un medio distinto".

"Imagina los lagrimones", recuerdan desde el colectivo editor. Había nacido Diagonal.

El cariño es político

"¿Que qué es Diagonal? –continúan–. Imagina un periódico sin jefes, con publicidad ética y de verdad independiente de partidos políticos, bancos y empresas". Con más de 5.000 suscriptores y la dedicación de cientos de personas que colaboran en el medio, el periódico pretende ser una herramienta de transformación social sin perder de vista el periodismo con todas las letras.

Han sobrevivido a 3 gobiernos, 2 monarcas y 140 acampadas. Pero no hay grandes secretos para poder celebrar 10 años en la calle, o quizá alguno pequeño: "Más allá de la convicción de que lo que hacemos es necesario, y de cierta cabezonería colectiva, hay un elemento fundamental que suele pasar desapercibido: la red de afectos que nos une". Como les dijo, hace un tiempo, la activista feminista Silvia Federici, cuando te juntas para hacer política, te juntas en un sentido mucho más amplio, no sólo en un sentido abstracto de ser político. "Este sentido más amplio, afectivo, personal, es un tejido que nos sostiene, que hace que, más allá de un proyecto político, Diagonal sea una comunidad en la que te sientes reconocida".

¿Que 10 años no es nada?

Echando la vista atrás, no es difícil señalar las diferencias entre el contexto político en el que nació Diagonal y el panorama actual. Hace diez años, mientras en las calles aún se escuchaban ecos de las movilizaciones contra la guerra de Irak o por el desastre del Prestige, los medios tradicionales callaban. El gobierno de Rodríguez Zapatero, heredero de cierto pulso de la calle tras los atentados del 11-M, iba a seguir apretando tuercas como las de la represión migratoria o esa trampa mortal llamada vivienda. Diagonal, entonces, rompía el silencio.

Una década después, en 2015, está claro que algo se mueve: las apuestas municipalistas para conquistar ayuntamientos viciados se multiplican. "Quién nos iba a decir que veríamos plataformas ciudadanas con muchas personas procedentes de los movimientos sociales presentarse a unas elecciones frente a Esperanza Aguirre. Madrid está muy apaleada. Comparado con hace 10 años, vivimos en una ciudad con un transporte más caro y de peor calidad, una red pública de centros educativos y sanitarios deteriorada, una ciudad más sucia y contaminada donde echan a la gente de sus casas".

Con este panorama, el periodismo de actualidad tiene que abandonar los despachos y volver a conectar con la calle si quiere seguir vivo. Diagonal, a diferencia de los grandes medios hegemónicos, nació en ella. "Gracias a la irrupción del 15M, los temas que antes solo trataban Diagonal y otros medios críticos se han vuelto mainstream, son parte central de la agenda política, lo cual solo desde posiciones inequívocamente elitistas puede considerarse una mala noticia", apuntan desde el medio.

Menos pelo y más ganas


Su objetivo es crecer. Ir más allá de la lectura convencida o militante: "Tenemos frente a nosotros el reto de ser un periódico abierto, inclusivo, que trascienda lo ideológico, abandone la marginalidad y logre apelar a esa sensibilidad del 99%".

"Después de estos diez años, con menos pelo y más tripa pero más guapas y sabias –y con la llegada de unas cuantas criaturas de la gente del colectivo editor–, todavía nos quedan ganas de revolucionarnos. Sumar fuerzas y ver qué más podemos aportar desde los medios críticos en este momento de inflexión social. Siempre hemos hecho periodismo del lado de la gente más afectada por la fiereza del sistema actual. Miramos la realidad desde ahí".

Ahora Diagonal está de cumpleaños. Una celebración por todo lo alto que se celebrará a lo largo de todo este sábado en La Tabacalera de Madrid. Habrá, entre otras cosas, una presentación de Un cuento propio, una comida popular, un taller sobre leer con niños del escritor Santiago Alba Rico, un debate sobre el papel de los medios independientes en el contexto actual, con Eduardo Muriel (La Marea), Ana Requena Aguilar (Micromachismos, eldiario.es), Héctor Juanatey (La Tuerka), María del Vigo (DISO Press), Javier Gallego (Carne Cruda) y Pablo Elorduy (Diagonal) que moderará Irene G. Rubio.

La fiesta acabará con un concierto de Diploide, heterodoxo dúo de Valladolid decidido a pervertir el hip hop y un grupo que hasta hoy no se podía revelar...


Una pista: si algo te hace gracia, dices LOL.



Periodismo y afectos que rompen silencio y oscuridad













share