PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Después de matarla y tirarla a un contenedor, dice que fue un "accidente doméstico"

H

 

El agresor, marido de la víctima, intentó quedarse con los 24.000 euros que había ahorrado su mujer.

PlayGround

21 Junio 2017 13:53

Ocurrió en 2012 en Madrid. Ayer, cinco años después de los hechos, el asesino y marido de la víctima, mantiene que es inocente y asegura que fue "un accidente doméstico". Se le acusa de asesinar a su mujer y de tirar su cadáver a la basura. El cuerpo de la víctima todavía no ha aparecido.

La mujer había interpuesto anteriormente dos denuncias por agresiones a su marido. Sin embargo, seguía viviendo con él. La pareja tenía a sus dos hijas menores en Bolivia y estaba en pleno proceso de reagrupación familiar.

La víctima, por miedo a que su agresor impidiese el consentimiento para traer a las menores, decidió no separase de él. En junio de 2012 él acabó con su vida.

El acusado dice que nunca agredió a su mujer y que "esta se cayó de un taburete y se golpeó la cabeza contra un armario". El impacto le produjo la muerte. La Fiscalía pide para él cuatro años de prisión por homicidio imprudente y maltrato.

 


El agresor, sobre el que pesaban dos denuncias por agresiones, tiró el cadáver de su mujer en un basurero. Para fingir que seguía vivía, utilizaba el móvil de la víctima para enviar mensajes. Además, intentó apropiarse de los 24.000 euros ahorrados de la mujer. A día de hoy, mantiene que fue "un accidente doméstico" y el Fiscal ha pedido cuatro años de prisión por homicidio imprudente. La familia de la víctima luchará hasta conseguir justicia



Sin embargo, la familia de la mujer está dispuesta a pelear. El abogado de la víctima pide 20 años de prisión por un delito de asesinato. Los hechos sucedidos después de la muerte de la mujer podrían inclinar la balanza y conseguir justicia para la víctima.

El agresor intentó ocultar la muerte de la víctima y pretendió fingir que seguía viva. Enviaba mensajes a travaés del móvil de ella e incluso intentó aprovecharse de la situación para retirar los ahorros de la mujer. El agresor presentó un poder notarial falso en el que supuestamente su esposa le autorizaba a retirar los 24.000 euros que tenía en la cuenta. Este hecho se investiga en otro juzgado, según recoge MadridDiario.

En 2013, por encargo de los padres de la fallecida, se inició una investigación policial que se alargó dos años y medio hasta la detención del acusado.


[Vía MadridDiario]


share