Actualidad

Pescadores encuentran la primera marsopa de dos cabezas jamás vista

Los pescadores la devolvieron al mar por miedo, y ahora la comunidad científica lamenta no poder estudiarla de cerca

Poco duró esta marsopa de dos cabezas en las manos de los pescadores holandeses que la descubrieron: por miedo a meterse en un lío (temían que quedarse con un animal de esa especie fuese ilegal), después de sacarle unas cuántas fotografías, no tardaron en devolverla al mar. Pero la cría ya estaba muerta cuando la encontraron.

El animal, que fue hallado en las proximidades de Hoek van Holland, es el primer caso conocido de gemelos siameses en esta especie.

Actualmente un grupo de expertos de la Universidad de Rotterdam está estudiando las fotografías para intentar averiguar algo más sobre el extraño animal. Por el momento han confirmado que la marsopa debió morir al poco de nacer, porque su cola no se había endurecido, algo que sucede cuando estos animales comienzan a nadar. En ambas cabezas, sobre su labio superior, pudieron observar unos pequeños pelos que los animales pierden poco después de nacer.

A pesar de que las marsopas (junto a las ballenas y los delfines), son los cetáceos más comunes en las aguas del noreste europeo, no sabemos tanto sobre ellos como cabría esperar. "La anatomía de los cetáceos es sorprendentemente diferente de los mamíferos de terrestres, con adaptaciones para vivir en el mar como un mamíferos. Muchas cosas nos son desconocidas", dijo Erwin Kompanje de la Universidad Médica Central de Rotterdam a New Scientist.

Asegura que es una lástima que los pescadores devolvieran al ejemplar al océano, ya que es prácticamente imposible que vuelvan a localizar a la criatura.

Esta marsopa bicéfala es el décimo caso de cetáceos siameses jamás visto. "Añadir cualquier información extra a los otros nueve casos conocidos nos dará más conocimientos en este aspecto" dijo.

Los casos de siameses entre los cetáceos son muy extraños entre los cetáceos porque apenas hay casos de gemelos. "Los casos de gemelos normales ya son extremadamente raros entre los cetáceos" dijo Kompanje. "Simplemente no hay espacio suficiente en el cuerpo de la hembra para dejar espacio a más de un feto".

[Vía Telegraph]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar