PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Descubren la mutación que da lugar a la extraña cara de los pugs

H

 

Estaba claro que algo de mutantes tenían que tener...

E.M.C.

29 Mayo 2017 16:59

Dentro de las denominadas razas braquicéfalas (o, hablando en cristiano, perros de morro chato) puede que los pugs —también conocidos como carlinos— sean los que llevan más años aguantando con constancia su nivel de popularidad. El que en su día simplemente era "el perro feo de Men in Black", lleva tiempo siendo una de las razas más deseadas entre el moderneo y las señoras.

La particular fisionomía de este tipo de perros (entre los que se incluyen otras razas el bulldog francés e inglés, el Boston terrier, el bóxer o el pequinés) les produce problemas para respirar, tragas y, en general, reduce sustancialmente su calidad de vida.

En una reciente investigación publicada en Current Biology, un grupo de científicos y veterinarios ha explicado cuáles son los genes responsables del rostro excesivamente plano de estos animales.




Tras realizar TACs a 374 perros, los investigadores identificaron variaciones genéticas que afectaban a su longitud facial. El mayor responsable es una mutación que suprime el gen conocido como SMOC2, que se encarga de codificar las proteínas para ayudarlas a adherirse, multiplicarse y reconstruir tejido. En los peces, por ejemplo, se sabe que está muy relacionado con el desarrollo normal de sus caras. Y por lo que parece lo mismo sucede en el paso de los perros.

Aunque es probable que haya más factores genéticos implicados, la prueba definitiva para cerciorarse de la responsabilidad del SMOC2 sería suprimirlo deliberadamente en otras razas de perros para ver si nacen también con un aspecto braquicéfalo, pero ¿quién tendría la sangre fría como para hacerles semejante cabronada?

[Vía The Verge]

share