Actualidad

Denuncian a Airbnb por su supuesta responsabilidad en un caso de agresión sexual

Se masturbó delante de ella y le pidió que le tocara. Según la plataforma, el supuesto agresor era un 'super anfitrión' bien valorado y perfectamente fiable

¿Tiene Airbnb alguna responsabilidad legal sobre las actitudes o las conductas punibles de los anfitriones que ofrecen sus casas a través del portal?

Ese interrogante, que viene siendo motivo de debate desde hace ya algún tiempo, acaba de verse engrandecido por el caso de Leslie Lapayowker, una estadounidense de 51 años que acaba de demandar a la plataforma. Lapayowker considera que la empresa cometió negligencia a la hora de contrastar la confiabilidad de Carlos Del Olmo, dueño de un apartamento en Los Angeles en el que la mujer se hospedó en julio de 2016.

La demandante acusa a Del Olmo de haberla asaltado sexualmente a los pocos días de hospedarse en el estudio anexo a su casa que el hombre ofrece a través de Airbnb. Ella llegó con la intención de quedarse allí un mes mientras buscaba casa en la ciudad. Aguantó tres noches.

Según la denuncia, desde el primer momento el hombre se comportó de manera inapropiada. Le dedicó comentarios de tono sexual y protagonizó extraños episodios violentos como golpear la luna de su coche con ella dentro. "Me daba miedo", dice Lapayowker.

Cuando la huésped le anunció a su anfitrión que dejaba la casa mucho antes de lo previsto, este invitó a la mujer a entrar al estudio con él porque "quería enseñarle algo importante", detalla la demanda. Ella accedió. Supuestamente, Del Olmo procedió a cerrar la puerta, se bajó los pantalones y empezó a masturbarse delante de ella y a pedirle que le tocara y que "lo saboreara". El hombre la habría besado sin su consentimiento antes de eyacular en un cubo de basura. Luego se largó. "No olvides dejar una buena crítica en Airbnb", fueron las últimas palabras del presunto acosador, según la denunciante.

Lapayowker sustenta su demanda en el hecho de que el hombre había sido previamente acusado de violencia machista. Sin embargo, tenía muy buenas valoraciones y categoría de 'super anfitrión' en el servicio online de alojamiento. Por eso, considera la mujer, Airbnb tiene una responsabilidad de fondo en lo que le pasó al no haber detectado la potencial peligrosidad del usuario. Lapayowker pide una compensación por daños.

"No quiero que le pase esto a otra mujer", dijo Leslie Lapayowker, la denunciante. "Fue horrible y creo que todo el mundo debería estar advertido de que esto podría pasarles a ellas, sus hijas, sus mujeres o sus hermanas", añadió a The Guardian.

El hombre negó las acusaciones al medio inglés y destacó que no tiene antecedentes penales.

Un portavoz de Airbnb explicó que revisó el historial del acusado, pero que al no haber sido condenado en firme por las demandas anteriores consideraron que era un casero adecuado. Ningún otro usuario de la plataforma había tenido problemas con Del Olmo antes que Lapayowker.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar