PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

En esta escuela han cambiado las clases y deberes por la recolección y la caza

H

 

Bienvenidos a Deep Gren Bush School, la escuela más salvaje de Nueva Zelanda

PlayGround

21 Junio 2017 16:47

 Captura de Pantalla Stuff

Carpintería, labores agrícolas, tejido de lino, caza y recolección, alimentar a los pollos, patos y abejas. Todas estas labores, propias de tiempos pasados o de la vida rural y en contacto con la naturaleza, forman parte del plan de estudios de una escuela muy especial.

Se encuentra en Nueva Zelanda, se llama Deep Green Bush y fue fundada hace casi un año por Joey Moncarz, un profesor neozelandés que un día decidió abandonar la enseñanza convencional y embarcarse en una aventura… mucho más salvaje.

En esta escuela a la que asisten alrededor de 50 alumnos no hay pupitres, ni sillas, tampoco deberes ni asignaturas convencionales. Allí, las jornadas escolares son cada día diferentes. Los niños aprenden las técnicas básicas de supervivencia, cazan zarigüeyas, aprenden sobre la flora y la fauna local y si el tiempo es bueno se dedican a explorar el terreno.



“Se dice que somos una escuela pero no nos parecemos a ninguna escuela que haya por allí”, explica a The Guardian, Joey Moncarz. “No hacemos cosas como decirles a los niños que es hora de escribir o de aprender mates. Cuando ellos estén interesados en eso, lo harán”, explica el maestro.

Para él, todo obedece a una filosofía “rewilding”. “Rewilding es algo más que pasar tiempo en la naturaleza. Significa que la formación se obtenga a través de una profunda conexión el mundo natural y significa además ver el mundo natural como una extensión de nosotros mismos. También significa reconocer que los seres humanos son, en su núcleo, recolectores y cazadores”, explica a Stuff su creador.

El objetivo de esta escuela es enseñar a los niños sostenibilidad y medio ambiente de cara a hacer frente de una manera más efectiva a los retos sociales y medioambientales del futuro.



La escuela de Bush está registrada en el Ministerio de Educación como una escuela independiente, y por lo tanto no tiene que cumplir con el plan de estudios estándar de Nueva Zelanda, aunque está sujeta a la supervisión ministerial.

Este tipo de escuelas Bush ya existen en otros países como Estados Unidos o los países escandinavos, donde algunos niños de primaria pasan ciertas horas del día en contacto con la naturaleza mientras pescan en el hielo. Sin embargo, los expertos en educación advierten de la necesidad de compensar este currículo “salvaje” y ofrecer a los niños las habilidades necesarias para sobrevivir y encontrar trabajo en el mundo moderno.




share