Actualidad

Damien Hirst provoca en Qatar con un descomunal feto

El polémico artista estrena en la ciudad de Doha la exposición "El viaje milagroso", con un coste de producción de 20 millones de dólares

¿Es provocar acaso la finalidad del arte? ¿O se trata de buscar algo más? Si el tema va de polemizar, el artista británico Damien Hirst siempre lo consigue. Críticas constructivas y destructivas le acechan siempre que presenta alguna nueva obra. Son tiempos de llevar al extremo aquello de “que hablen mal de uno, pero que hablen”, hasta un punto que incluso Hirst aparece en las páginas de “El mapa y el territorio”, última obra del escritor Michel Houellebecq, aunque precisamente no salga demasiado bien parado.

La última colección del controvertido artista inglés se titula “El viaje milagroso” y está expuesta en Qatar, esa cuna artificial de lujo y ostentación. Compuesta por 14 enormes esculturas de bronce, muestran en orden cronológico el ciclo de gestación de un feto dentro de un útero, desde la concepción hasta el nacimiento, siendo la última un bebé descomunal de 14 metros. La instalación tiene lugar en un país que no termina de entrar en aquello llamado modernidad y esta muestra envuelve la ciudad de Doha en cierta provocación.

Mientras las mujeres autóctonas están adheridas a las tradiciones islámicas y cubren las formas de su cuerpo, las piezas de esta exposición al aire libre son un alarde de íntima anatomía. La muestra está comisionada por Sheikha al Mayassa Hamad bin Khalifa al-Thani, presidenta de la Qatar Museums Authority y hermana del nuevo emir. “Tener algo así expuesto es menos descarado que mostrar la desnudez”, declaró la sheikha durante una entrevista a The New York Times concedida en su despacho del Museo de Arte Islámico.

Sheikha es un título honorífico que significa algo así como autoridad. Nada Shabout, profesor de historia del arte en la Universidad del Norte de Texas, dice de ella que “es valiente para presentar visuales innovadores y pensamientos nuevos, especialmente en Doha, que es más conservadora que otras ciudades de Oriente Próximo”. Esta exposición, que ha costado 20 millones de dólares, da otra vuelta de tuerca a la controvertida obra de Hirst y le vuelve a colocar en el punto del mira.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar