Actualidad

La gente está convirtiendo la protesta por el oleoducto de Dakota en “Burning Man”

Los nativos sioux denuncian que los visitantes blancos están “colonizando” el campamento solo para “vivir la experiencia cultural”

La pasada primavera, tribus de nativos americanos se unieron para protestar, en la reserva india Standing Rock, contra la construcción del oleducto Dakota Access Pipeline. Y, a pesar de no tener demasiadas garantías de conseguir su objetivo, siguen allí.

Ahora denuncian que están recibiendo a una notable cantidad de personas blancas que han ido a "colonizar" el campamento.

Los manifestantes originales tienen objetivo es detener la construcción de la tubería de 1.825 kilómetros de largo podría contaminar el agua del río Missouri, del cual depende la tribu Sioux. Por ello, se hacen llamar "protectores del agua". 

Pero, como anuncian en una serie de tweets y mensajes de Facebook, los recién llegados han acudido para palpar la "experiencia cultural" de la protesta DAPL. Como si se tratara de un festival del estilo "Burning Man" o "The Rainbow Gathering".

"Los blancos están colonizando los campamentos. Lo digo en serio. Vienen, cogen comida, ropa... y ocupan espacio sin ningún interés en participar en el mantenimiento del campamento y sin respetar los protocolos tribales", dijo la manifestante Alicia Smith en Facebook. "Incluso fui testigo como algunos vagaban dentro y fuera de los campamentos y los comparaban con festivales. Otros estaban esperando con grandes sonrisas expectantes para que les diésemos un collar o un nombre "indio" mientras nuestro líder del campamento estaba hablando".

Mientras los nativos americanos protestan para defender el agua del río, los recién llegados han acudido para palpar la "experiencia cultural" que esto comporta

Sin embargo, esto va más allá del hecho de convertir la manifestación en una "experiencia cultural" o de compararla con un "festival". Como añadió Smith, muchos de ellos se están aprovechando de las donaciones que habían recaudado para su causa. De este modo lo explicaba un usuario de Twitter, que presenció como un "manifestante" rechazaba agua del grifo y gastaba las donaciones en comprar "agua sin fluoruro".

"Literalmente están subsistiendo de la generosidad de los pueblos nativos... que están luchando para proteger su agua porque es lo único que pueden hacer. Algunos ni siquiera preparan la comida, sino que cogen la que está preparada, y una vez más, pasará el día y no habrán hecho nada", indicó Smith.

Para evitar estas actitudes abusivas o otras que pueden llegar a frivolizar la lucha de los pueblos nativos, han escrito una carta en la que detallan las normas de los campamentos y que se ha convertido en tendencia en Twitter.

En ella, recuerdan que esta movilización no es un festival, como "Burning Man", donde se puedan consumir drogas o alcohol. Tampoco es el lugar para tocar "guitarras o tambores" alrededor del fuego. Y tampoco es un destino de vacaciones.

"Literalmente están subsistiendo de la generosidad de los pueblos nativos... que están luchando para proteger su agua porque es lo único que pueden hacer. Algunos ni siquiera preparan la comida, sino que cogen la que está preparada"

Sin embargo, no todo son prohibiciones. También les animan a hablar con los más mayores de los campamentos, "los pilares de su comunidad". Así, en contacto con ellos, quizá podrían tener más interés en su protesta.

Son reglas con las que no reclaman más que respeto por la causa que llevan meses defendiendo. Si los recién llegados no se comportan del mismo modo que ellos, los "protectores del agua" podrían perder credibilidad o malinterpretarse.

[Vía Dazed]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar