Actualidad

Cuerpos desnudos y manos gigantes para una realidad distorsionada

Las esculturas de Choi Xoo Ang muestran el reverso retorcido de nuestra propia piel

Miembros cercenados, cirugías imposibles, cuerpos que no acaban de serlo, homúnculos que sólo tienen ojos para ver u orejas para escuchar... La obra del escultor surcoreano Choi Xoo Ang cuestiona la misma noción de existir basándose en lo más universal que tenemos: nuestra carcasa. Una piel y unos huesos que en su obra siempre se muestran distorsionados, exagerados, o como salidos de una película de ciencia ficción con científicos locos.

A través de estas imágenes salidas de una pesadilla demasiado parecida a la realidad, Xoo Ang explica cuestiones como la enfermedad, la angustia social o las dificultades para comunicarnos en un mundo en el que cada vez hay más gente hablando y menos personas dispuestas a escuchar.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar