Actualidad

Cristina Kirchner, expresidenta argentina, procesada por corrupción

La justicia argentina asegura que la expresidenta benefició a un empresario cercano a su difunto marido con la adjudicación de obras públicas en Santa Cruz

La expresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, sufre un nuevo revés judicial al ser acusada de un caso de corrupción que supuestamente tuvo lugar durante su mandato (2007-2015).

El juez Julián Ercolini ha decidido procesar a la antigua mandataria por asociación ilícita y administración fraudulenta en la adjudicación de obra pública. En concreto, el juez sospecha que Cristina Kirchner favoreció al empresario Lázaro Báez, cercano a su difunto marido Néstor Kirchner, en la adjudicación de contratos para la construcción de carreteras en la provincia de Santa Cruz.

Según Ercolini, la empresa de Báez, Austral Construcciones, habría recibido el 78% de las licencias de obra pública otorgadas en Santa Cruz. El juez asegura que el 50% de los contratos quedaron inconclusos pero el empresario cobró sobreprecios por encima del 65%.

El juez sospecha que Cristina Kirchner favoreció al empresario Lázaro Báez, cercano a su difunto marido Néstor Kirchner, en la adjudicación de contratos para la construcción de carreteras en la provincia de Santa Cruz

La justicia argentina sostiene que tanto la expresidenta como los exfuncionarios Julio De Vido y José López, también procesados, habrían formado parte de "una asociación, que habría funcionado al menos entre el 8 de mayo del año 2003 y el 9 de diciembre de 2015, destinada a cometer delitos para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de los fondos asignados a la obra pública vial, en principio, en la provincia de Santa Cruz", según asegura el auto judicial publicado por Clarín. Es decir, que la trama comenzó durante el mandato del expresidente Néstor Kirchner y fue continuada por su esposa.

Kirchner, lejos de aceptar la acusación, ha publicado en su página de Facebook un texto titulado Postales para el Fin de Año en el que asegura que "la asociación ilícita fue una figura penal creada por los gobierno de facto y utilizada por todas las dictaduras para perseguir dirigentes opositores". Es decir, la expresidenta da a entender que el procesamiento no es más que una causa política abierta por el conservador gobierno del presidente argentino Mauricio Macri.

Cristina Kirchner asegura que el procesamiento no es más que una causa política abierta por el conservador gobierno del presidente argentino Mauricio Macri

Por el momento, a la expresidenta y los otros dos procesados se les han embargado cuentas y bienes por valor de 10.000 millones de pesos (unos 625 millones de euros) por los supuestos delitos. Con esta nueva acusación, ya son dos las causas abiertas contra Kirchner en el último año, aunque esta es la primera abierta por corrupción y la única que podría llevarla ante un juicio oral.

La imputación supondrá sin duda un problema para la expresidenta, que pensaba alzarse como líder de la oposición en las próximas elecciones legislativas del 2017. Los analistas también señalan que la noticia beneficiará al gobierno, maltrecho en su primer año de mandato, de Macri.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar