Actualidad

La enfermedad por la que crees que estás muerto en vida

El síndrome zombi o de Cotard provoca las mismas emociones que producirían amputaciones o podredumbres en el cuerpo

Despiertas una mañana. Algo huele a putrefacto y, oh díos mío, eres tú. Estás muerto.

Notas como tus órganos internos están descomponiéndose. Tu cuerpo no es capaz de desempeñar las funciones básicas y no tienes ganas de comer.

O eso crees. En realidad ni hueles a carne podrida, ni tus órganos están hechos puré. Simplemente sufres el Síndrome de Cotard, una enfermedad que te hace creer que has muerto en vida.

El síndrome no se incluye en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-V), pero se reconoce como una enfermedad en la Clasificación Internacional de Enfermedades. De acuerdo con el portal de salud mental Mind, "está relacionada con la psicosis, la depresión clínica y la esquizofrenia". Quien la padece puede llegar a creer que está muerto, moribundo, que le faltan partes del cuerpo o que no puede hacer actividades para mantenerse vivo, como comer.

El neurólogo francés Jules Cotard identificó el primer caso en la década de 1800. Entonces describió una mujer que afirmaba no tener cerebro, nervios, pecho, estómago ni intestinos. Creía que solo era piel y huesos de un cuerpo descompuesto. Desde entonces, se han dado más casos como este. Los medios hablan del "síndrome zombie" pero, en realidad, no se conoce mucho sobre el tema.

El profesor y psicólogo clínico Peter Kinderman contaba a The Independent: "Es un síndrome muy raro y se sabe poco de él. Hay más literatura que estudios de casos individuales". " Es dificil evaluar la cantidad de personas afectadas por la enfermedad", afirmaba.

Me desperté y le dije a mi marido que llevaba un mes muerta. Creía que estaba en el más allá y que no me habia dado cuenta hasta ahora.

En 2013, conocimos el caso de Esmé Weijun Wang a través de The Washington Post. Allí explicó que después de varias semanas perdiendo "el sentido de la realidad", se depertó y le dijo a su marido que había muerto un mes antes, cuando se demayó en un avión.

"Estaba convencida de que había muerto en ese vuelo, que estaba en el más allá y que no me había dado cuenta hasta ahora", contaba.

La señora Wang, que ya había sido diagnosticada de trastorno bipolar con anterioridad, se ha recuperado y ya no se ve como un "cadáver descompuesto".

[Vía: The Independent]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar