PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Cosas de viernes: la letal máquina de pedos que amenazó Francia

H

 

Colin Furze, el mecánico loco, la vuelve a liar construyendo un culo gigante y apuntándolo hacia las costas francesas

Natxo Medina

25 Julio 2014 10:35

Los que nos sigais desde hace un tiempo seguramente ya conozcais a Colin Furze, un fontanero nacido y criado en un pueblecito inglés que se convirtió en el mecánico más hardcore que te puedes echar a la cara.

Sus descacharrantes inventos tienen siempre dos componentes fundamentales: todos van muy rápido y hacen mucho ruido.

Su última obra magna empezó precisamente con algunos comentarios que los vecinos le dejaban a Colin en su canal de Youtube, quejándose del jaleo que armaba construyendo y probando sus cacharros.

La respuesta de Furze no se hizo esperar.

¿No os gusta el ruido?

Pues haré la máquina más ruidosa que os podáis imaginar.

Tanto, que la oirán hasta en Francia.

Literalmente.

Furze empezó entonces a idear un supermotor de gas que reventara todos los estandars de seguridad y metiera un ruido infernal.

¿Y qué hace un ruido similar a las pedorretas de un motor gigante?

Un culo gigante.

Así que la máquina de ruidos se convirtió en una máquina de pedos, y Furze construyó unas enormes posaderas, que después se llevó hasta los acantilados de Dover.

Ayer mismo tuvo lugar el experimento y se dice que lo que se escuchaba de un país a otro eran las risotadas.

Ojalá todas las guerras internacionales fueran como ésta.

France we are ready to go at 6pm pic.twitter.com/hTsLcHRqoT

— colin furze (@colin_furze) julio 24, 2014

share