PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Una conocida desertora norcoreana retorna en misteriosas circunstancias a la TV de su país

H

 

Solo hay que fijarse en su expresión para darse cuenta de que algo no va bien

PlayGround

19 Julio 2017 16:41

Jeon Hye-sung huyó de Corea del Norte hacia Corea del Sur en 2014 y se convirtió en una habitual de la televisión surcoreana. Hasta que desapareció.



En Corea del Sur se llamaba Lim Ji-hyun y tenía club de fans: aparecía en dos programas de tele para hablar de su vida en el Norte, a veces disfrazada de militar y riéndose del país del que había huido.

Lim Ji-hyun desapareció de Corea del Sur en abril, cuando viajaba a China para hacer algunas compras y negocios con su pasaporte surcoreano. Recientemente ha reaparecido en el vídeo del canal propagandístico norcoreano uriminzokkiri como Jeon Hye-sung.

Jeon Hye-sung afirma que regresó a su país un mes atrás porque lo deseaba (sin especificar cómo salió y volvió a entrar, claro) y añade que si criticó a Corea del Norte en televisión fue porque los responsables de los programas televisivos de Corea del Sur la obligaban.

Dice que fue hasta allí “atraída por la falsa promesa de que comería bien y ganaría mucho dinero” pero se dio cuenta de que “la vida en Corea del Sur era un infierno” y que ahora ha vuelto a la casa de sus padres en Anju, a 40 minutos de Pyongyang.

Pero su expresión contradice sus palabras. Esto resulta especialmente obvio en este montaje, que muestra lo relajada que se la veía en la televisión surcoreana.

La policía surcoreana investiga si Jeon Hye-sung regresó a su país por voluntad propia, pero es una hipótesis más que dudosa. Lo más probable es que las autoridades norcoreanas la secuestraran en la frontera con China cuando la chica trataba de ayudar a escapar a su familia.

Es una suerte común entre los norcoreanos que han conseguido cruzar la frontera: vuelven para rescatar a sus familiares y les pillan.


share