PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Donald Trump se burla de Kim Jong-Un tras la última prueba militar de Corea del Norte

H

 

“¿Este tipo no tiene otra cosa mejor que hacer con su vida?"

silvia laboreo

04 Julio 2017 11:36

Getty

En torno a las 9:40 hora surcoreana de este martes, Corea del Norte ha vuelto a demostrar al mundo su potencial balístico. Fuentes del Gobierno norcoreano han confirmado haber disparado con éxito un misil intercontinental Hwasong-14 en el Mar de Japón. El lanzamiento tuvo lugar desde la provincia de Pyongyang del norte, alcanzó una altitud mayor de 2.500 km y recorrió cerca de 930 km durante alrededor de 40 minutos antes de caer en aguas de la Zona Económica Especial (EEZ) de Japón, según informaba en rueda de prensa el ministro portavoz del Gobierno nipón, Yoshihide Suga.



El lanzamiento del misil fue supervisado por el líder norcoreano Kim Jong-Un, de acuerdo con informaciones de la televisión estatal norcoreana. El país “tiene un misil intercontinental muy poderoso que puede llegar a cualquier parte del mundo”, remarcó la presentadora norcoreana. De ser así, Corea del Norte tendría la capacidad de lanzar un misil que llegara hasta el territorio estadounidense, lo que fortalecería su posición en la escena internacional.

Tras el alarde de poderío militar de Corea del Norte, las reacciones no han tardado en llegar. Entre ellas, como no, la del presidente Donald Trump. El republicano usó Twitter, su canal de comunicación favorito, para despotricar del líder norcoreano.




“¿Este tipo no tiene otra cosa mejor que hacer con su vida? Es difícil de creer que Corea de Sur y Japón soporten esto mucho más tiempo. ¡Quizás China haga un movimiento de peso en Corea del Norte y acabe con este sinsentido de una vez por todas!"



La burla de Donald Trump y el nuevo ensayo balístico de Corea del Norte llegan justo cuando la situación entre el régimen norcoreano y el resto del mundo está cada vez más tensa. Ayer, el embajador de China en la ONU, Liu Jieyo, advertía de las consecuencias desastrosas de no suavizar el conflicto. “Actualmente las tensiones son altas, y nos gustaría ver una relajación. Si la tensión solo sube, tarde o temprano se descontrolará y las consecuencias serían desastrosas", dijo ante los medios.

Esta nueva prueba militar se produce justo el día de la Independencia Estadounidense y pocos días antes de dar comienzo en Alemania la cumbre del G20. Precisamente, durante esa reunión los líderes de EEUU, Corea del Sur, Japón y China discutirán cómo frenar la creciente militarización del régimen norcoreano.


share