Actualidad

Corea del Norte denuncia un complot orquestado por la CIA para asesinar a Kim Jong-un

El plan preveía el uso de “sustancias bioquímicas, incluidas sustancias radioactivas y sustancias nano-venenosas”, según el régimen de Pyongyang

Alex Wong / Getty Images

¿Qué pasaría en Corea del Norte si mañana mismo desapareciera de forma inesperada su Líder Supremo? Probablemente, la parálisis. Luego, el duelo, la pena máxima. Después, el caos.

Un caos que los grandes actores de la geopolítica internacional con intereses en la zona aprovecharían seguro para intervenir con la intención puesta en desmantelar, de una vez por todas, el régimen comunista de Pyongyang.

Según Corea del Norte, eso es precisamente lo que intenta, o intentaba, la CIA estadounidense con la ayuda de Corea del Sur.

El Ministerio de Seguridad Estatal norcoreano ha denunciado un supuesto complot orquestado por la CIA para acabar con la vida de Kim Jong-un

Sí, habemus thriller.

Un thriller que gira alrededor de un complot para asesinar a Kim Jong-un.

La acusación ha sido lanzada por el Ministerio para la Seguridad del Estado norcoreano, que denuncia la existencia de “una organización terrorista” a sueldo de la CIA y de los servicios de Inteligencia surcoreanos.

Lejos de quedarse en generalidades, el Estado norcoreano ofrece numerosos detalles sobre una trama que dan por desarticulada.

Según su versión, la trama tiene su comienzo en 2014 (no es, por tanto, idea de la Administración Trump). Los servicios secretos surcoreanos, en connivencia con la CIA, habrían conseguido reclutar para su fin a un hombre norcoreano, identificado simplemente como Kim (uno de los apellidos más comunes en las dos Coreas), que entonces trabajaba en la sucursal de una empresa de maderas en Jabarosk, en Rusia.

El tal Kim habría recibido entonces un primer pago de 20.000 dólares y un equipo de transmisión vía satélite. Posteriormente recibiría otros 200.000 dólares. Kim debía volver a Corea del Norte y esperar instrucciones.

La intención era, dicen, aprovechar algún acto oficial para atentar contra el líder norcoreano con algún tipo de “sustancia bioquímica, incluidas sustancias radioactivas y sustancias nano-venenosas”. Sustancias que la CIA le habría facilitado a Kim y que “no requieren cercanía al objetivo” para lograr el daño deseado. “Sus resultados letales aparecen pasados entre seis y doce meses”, especifica la nota del Ministerio norcoreano.

El método descrito recuerda, sí, al empleado el pasado febrero para asesinar al medio hermano de Kim Jong-un, Kim Jong-nam, en el aeropuerto de Kuala Lumpur. Las autoridades malasias atribuyeron el crimen a agentes norcoreanos, aunque no han podido probar esa conexión.

Según la versión de Pyongyang, el plan pasaba por aprovechar algún acto oficial para atentar contra el líder norcoreano con algún tipo de “sustancia bioquímica, incluidas sustancias radioactivas y sustancias nano-venenosas”

Según la narrativa de Pyongyang, los agentes secretos surcoreanos se habría comunicado por satélite con Kim varias veces durante 2016 (facilitan incluso los meses: enero, mayo, agosto y septiembre). También el pasado mes de abril, en varias ocasiones.

La “atroz conspiración” se encontraba ya “en la fase de puesta en práctica, tras haber cruzado el terrorista la frontera de la República Democrática Popular de Corea”, se afirma en el comunicado del Ministerio de Seguridad, que publica la agencia estatal KCNA.

El comunicado no especifica en qué momento exacto se habría destapado ese supuesto complot. Solo se detalla que “fue descubierto y aplastado recientemente”. “Una quimera tal no podía llegar a nada en ningún caso”, proclama la nota oficial.

La 'atroz conspiración' se encontraba ya 'en la fase de puesta en práctica', según el Ministerio norcoreano

Junto a la revelación, llega también una nueva advertencia. Corea del Norte amenaza con la puesta en marcha inmediata de “una operación antiterrorista para arrasar a estas organizaciones conspiradoras al servicio los imperialistas y sus marionetas”, en referencia, respectivamente, a Washington y a Seúl.

“Vamos a desenmascarar y a destruir sin piedad hasta al último de estos terroristas que atentan contra la dignidad de nuestro líder supremo”, asegura el Ministerio en una nota recogida por la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Corea del Norte amenaza con la puesta en marcha inmediata de “una operación antiterrorista para arrasar a estas organizaciones conspiradoras al servicio los imperialistas y sus marionetas”

Hace dos días, China contestaba a las advertencias directas de su socio histórico asegurando que Corea del Norte está abrazando “algún tipo de lógica irracional” en lo que respecta a su programa armamentístico. Que estaban perdiendo la cabeza, vaya. Sería fácil pensar que esa misma lógica irracional se acaba de elevar a la categoría de paranoia en lo que respecta a la seguridad personal de Kim Jong-un. Pero, ¿hay razones para dudar de la veracidad de esta nueva acusación?

Si revisamos el historial de la CIA... cosas peores han intentado. Y cosas peores han hecho.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar