Actualidad

Compartir ropa, la solución para estar a la última sin dañar al medio ambiente

Suecia busca popularizar una práctica con la que podríamos dejar de originar toneladas de residuos cada año

Llega a Suecia una nueva moda con el fin de reducir residuos: compartir ropa.

ShareWear es una nueva colección de moda en colaboración con grandes marcas del país como Weekday o Flippa K. Lo especial de esta ropa es que puedes pedirla prestada cuando quieras, siempre y cuando la compartas más adelante.

A través del hashtag #sharewar en Instagram, puedes publicar fotos con la ropa en concreto y dar la posibilidad de que tus seguidores la pidan prestada. Después de una semana, al destinatario le tocará hacer lo propio en una cadena que busca concienciar sobre la gran cantidad de residuos que originamos.

😴 #HisSweater #ShareWear #Goals #MyFav #Cute #HowISpentMyEvening #InBed #Chilling #Grey #FauxFur #Decor #WhiteSheets #MacBook

Una foto publicada por Katherine Radmore (@katheriinjr) el

GET THE PRINTED NdE BOMBER FOR FREE and look as swag as model @matthewholt1 Check out #ShareWear initiative through #VisitSweden to learn how.

Una foto publicada por NIKOLAJ d'ÉTOILES (@nikolajdetoiles) el

" Cada año se tiran millones de toneladas de ropa, pero gran parte de ella podría reciclarse, donarse o reutilizarse para otros propósitos", explica Sofía Kinberg, directora de marketing de VisitSweeden.. La colección ShareWear pretende llamar la atención de la industria textil sobre este asunto y ofrecer una solución alternativa", añade Kinberg.

Este organismo, junto al Instituto Sueco, es el encargado de promover un fenómeno que está teniendo un gran éxito en el país.

Cada año se lanzan millones de toneladas de ropa, pero gran parte de ella podría reciclarse, donarse o reutilizarse para otros propósitos

Sin renunciar a las tendencias, desde Suecia buscan una vía más sostenible a un mercado que debería liderar el reciclaje en todo el mundo y que, sin embargo, es una de las principales fuentes de residuos. "¡ Compartir mola para estar a la última moda!" es el grito de guerra de Henrik Selin, jefe de departamento de diálogo intercultural del Instituto Sueco.

El proyecto quiere dar un lavado de cara al país originario de marcas como H&M, que generan inmensas cantidades de residuos textiles que acaban en vertederos y dañan al medio ambiente.

El objetivo de que la práctica se popularice, no obstante, no parece que se vaya a cumplir. Por el momento, está visto como un gesto puntual. Y, pese a que varias marcas se han unido en ese país, la mayoría ha hecho oídos sordos a una práctica contraproducente para sus beneficios.

¿Llegará a popularizarse fuera de las fronteras suecas?

Compartir mola para esta a la última moda

[Vía Quartz y Slow Fashion Next]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar