PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Se hartó de que su amigo le sacara mal en las fotos, y le puso en evidencia en internet

H

 

Si estás harto de que tus amigos te saquen mal en las fotos, Anthony Keeling te caerá bien

Elena Rue Morgue

27 Junio 2017 17:08

Crédito de la imagen Anthony keeling.

Viviendo en una época en la que cada semana los medios hablan de unas 10 o 12 nuevas enfermedades, fobias y filias, he preparado una pequeña lista de problemillas que tiene la gente y todavía no están observados por la comunidad médica:

1) Personas con una incapacidad física y mental para el montaje y desmontaje de muebles de Ikea.

2) Personas que, a sabiendas de que la nevera está vacía, de que no han comprado más comida, y de que los alimentos son incapaces de multiplicarse por sí solos, insisten en volver sistemáticamente a observar el interior de su frigorífico con esperanza de encontrarse una pizza familiar entera.

3) Personas que, sin aparente mala intención, son incapaces de sacar una fotografía en la sus amigos y familiares salgan favorecidos ni de cara, ni de cuerpo, ni de nada de nada.

Dentro de este tercer grupo se encuentra Ricky Sharm, uno de los mejor amigos de, Anthony Keeling, estudiante de la Universidad de Georgia y modelo de 20 años que ha sufrido en sus carnes el tener un amigo incapaz de sacarle medianamente digno en una foto.


"I am used to being in front of the camera but I also know what looks good on camera and what doesn't — which really comes in handy when I'm behind the camera," he explained.


Como modelo, Keeling sabe perfectamente cómo salir favorecido en una foto: controla la luz, los ángulos, la pose... Es por eso que sus amigos siempre le piden a él que sea el que dispare las fotos.

"Estoy acostumbrado a estar frente a la cámara, pero también sé que es lo que se ve bien en cámara y qué no, algo que es muy práctico cuando soy yo el que saca las fotos", explicó a Buzzfeed.

Aunque siempre acepta sin problemas, reconoce que a veces es una jodienda ser el único que no aparece en las fotos de grupo. "A veces se me vuelve en contra, porque si yo saco la foto, no puedo estar en ella".

Recientemente, mientras estaba de crucero con sus amigos por las Bahamas, Keeling le pidió a su colega Sharm que le sacara una foto con la ciudad de Nassau de fondo, "El paisaje y el agua eran tan bonitos que no podía no sacarme una foto allí".


"The background of the city of Nassau and the blue water was too beautiful not to get a picture with," he explained.


Pero Sharm, que sufre una fuerte discapacidad fotográfica, le sacó mal en todas.


"Cuando vi las fotos mi reacción inmediata fue cabrearme", dijo riendo. "Le pedí a Rick que mirase las fotos que me había sacado y le pregunté si él subiría fotos en las que saliera así de sí mismo. Su respuesta, obviamente fue, 'ni de coña'".

En ese momento Keeling se colgó la capa del justiciero indignado y alzó la voz por todos aquellos a los que siempre les toca sacar las fotos de sus amigos y que, cuando llega la hora de ser ellos los que se ponen delante de la cámara, se encuentran con esta injusticia.


"¿Entendéis lo duro que es ser el amigo que saca fotos perfectas a todo el mundo pero cuando es mi turno esto es lo que recibo?".


Y descubrió que no estaba solo.


"Me pasa lo mismo".


"escucha...".


"Las que mis amigos me sacan a mí".


"Una foto de mi graduación ayer".


"Me siento identificada con esto a un nivel espiritual".


"Ejemplo".


"Gira la cámara".


"Por eso me he rendido... ni si quiera me avisan de que si tengo una sombra o algo".


"Me identifico".


"Escucha...".


Sacar feos a tus amigos en las fotos es de mala persona, así que si no quieres ser una pala persona, sigue los consejos de Keeling:

Preocupate en las fotos de los demás de las mismas cosas que te preocuparías en las tuyas: "luz, ángulo, pose, fondo".

Haz varios disparos: "La cosa que más rabia da es cuando le dejas a alguien tu móvil o tu cámara y literalmente sacan solo una foto".

Si están saliendo mal, avisa, coño: "Si estás sacando fotos a alguien y sabes que lo que están haciendo no queda bien, diles con educación que cambien su expresión, roten su cuerpo... ayuda a tus amigos".

Y por último, los básicos: "Mantente quieto y no pongas tus dedos delante del objetivo. Es 2017, la gente debería saber esto".


Si al final el cafre de Rick (después de media hora de intentos) consiguió sacar guapo a su amigo, tú también puedes hacerlo.

  



[Vía Buzzfeed]

share