PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Aerotaxis por 75.000 euros: desvelan los gastos de los miembros de la Comisión Europea

H

 

“Son funcionarios públicos, el pretexto de la privacidad es bastante peculiar”, dice la responsable de la ONG que ha llevado a cabo la investigación

silvia laboreo

09 Agosto 2017 17:48

492.249 euros en 2 meses. Este es el gasto total que efectuaron los 28 miembros de la Comisión Europea entre enero y febrero de 2016 en 261 misiones diferentes alrededor de Europa y otros países.

Es una cifra que se ha dado a conocer hoy y que supone una importante victoria en la lucha por la transparencia en la institución europea que mantiene la ONG española Access Info desde hace 3 años.

Hasta ahora permanecían ocultos datos como el coste del transporte de avión, las dietas o los diversos gastos de los comisarios derivados de los viajes a las sesiones en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, visitas oficiales a diversos países o participaciones en el Foro Económico Mundial de Davos.

Para Access Info, que la Comisión Europea haya detallado los gastos de cada comisario es “un paso adelante importante pero no es todavía lo que estamos buscando ”, en palabras de su directora ejecutiva, Helen Darbishire.

“El objetivo de las solicitudes que 120 personas de toda Europa enviamos a la Comisión era que se desvelaran los gastos de los comisarios de todo el año 2016 y que además la CE publique de manera proactiva los gastos de cada año”, explica Darbishire a PlayGround.

Porque por el momento solo se han hecho públicos los gastos de enero y febrero de 2016.





Vía Knack


Los costes de alojamiento y transporte no son escandalosos: la estancia más cara fue un hotel en Addis Abeba por 629 euros y el gasto promedio por comisario fue de 8790 euros al mes. Las visitas eran breves, 6 de cada 10 misiones no duraron más de 2 días y, sin duda, los gastos más elevados son los que implican aviones privados o aerotaxis. Es el caso del viaje a Bakú de la comisionada Federica Mogherini por 75.000 euros o la visita de 2 días a Roma del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, que costó de 27.000 euros.

“En este momento estamos recopilando información de otros países para poder comparar con los gastos típicos de ministros en otros países pero en general los gastos son razonables”, cuenta a PlayGround la directora de Access Info. “Quizás el tema de los aerotaxis sea lo más sorprendente, pero no he visto nada demasiado escandaloso”.

Precisamente, debido a “la normalidad” de las cifras de desembolso de los comisarios, desde Access Info no entienden la reticencia de la Comisión Europea a desvelar lo que gastan estos funcionarios públicos.

  

El objetivo de las solicitudes que 120 personas de toda Europa enviamos a la Comisión era que se desvelaran los gastos de los comisarios de todo el año 2016 y que además la CE publique de manera proactiva los gastos de cada año


Desde la Comisión Europea mantienen que no hacen públicos los datos de los viajes porque supondría una “carga administrativa excesiva". Además, razonan que la Unión Europea es una de las organizaciones más controladas del mundo y que ya cuentan con sus propios mecanismos de control. Dos argumentos que no convencen a aquellos que reclaman una mayor transparencia.

"Respecto al “cargo administrativo excesivo” que supone preparar toda la información. Yo me pregunto ¿si de verdad tenéis esos controles internos y la información está preparada en un formato diseñado para facilitar el control interno, no se puede publicar directamente en ese formato?”, cuestiona Darbishire.

 



Sin embargo, la opacidad que muestra la institución europea no es nueva para los miembros de la organización.

En los más de 3 años que llevan exigiendo a la CE que desvele los gastos han recibido una negativa tras otra. Hace dos años la Comisión Europea le dio a la ONG los números totales de un año, pero no los detalles. Y el año pasado se excusaron diciendo que no podían dar las cantidades por un asunto de privacidad. “Fue increíble. Son funcionarios públicos haciendo viajes oficiales, el pretexto de privacidad es bastante peculiar”, explica Helen.

Para superar ese escollo pusieron en marcha una campaña online y decidieron solicitar información por cada comisario, ya que así era más fácil. “Una vez establecida la posibilidad de tener acceso a la información con el nombre y el destino de viaje del comisario lo intentamos solicitar todo. Nos dijeron que era mucho trabajo”. Desde Access Info y el resto de organizaciones que participan en la petición ya han enviado una queja a la Defensora del Pueblo de la UE, denunciando los problemas de transparencia durante todo el proceso y las luchas con la institución acerca de cuáles y cuántos documentos podían mirar.


  

Han dicho que tienen un sistema de auditoría dentro de la Comisión. Dicen que ya tienen controles. En ese caso ¿Dónde está el problema en darnos la información? No estamos pidiendo la Luna, es bastante razonable”,


Por el momento, tienen la vista fija en el siguiente objetivo: conseguir los gastos de todo 2016.

“Creo que en este momento de crisis democrática en Europa en la que  el nivel de confianza en las instituciones nacionales y europeas es tan bajo, me gustaría ver un gesto de sinceridad y apertura por parte de la CE”, explica la directora de Access Info. “¿Cómo vamos a asegurar que en Bulgaria, Albania, Italia o España se logre la transparencia necesaria para luchar contra la corrupción si no tenemos un modelo de comportamiento desde Bruselas?”, se pregunta.

“El público es razonable, si le das una explicación creo que somos capaces de comprender todo, incluso el gasto en aerotaxis. Si de verdad puedes justificar que ha sido imposible por otros compromisos coger este u otro avión, adelante. Pero es importante tener las explicaciones”, argumentan.





share