Actualidad

Detonan un explosivo en el Episcopado de CDMX como respuesta a la pederastia

Un grupo identificado como Comando Feminista de Acción Antiautoritaria Coatlicue se atribuyó el ataque con el que querían hacer pagar al clero por los delitos contra menores

Ayer en Ciudad de México retumbó el estallido de un artefacto explosivo en nombre de los niños que han sufrido abusos sexuales por parte de curas de la iglesia Católica.

Un grupo identificado como Comando Feminista de Acción Antiautoritaria Coatlicue se atribuyó el ataque a la sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). Se trata de una represalia por los casos de pederastia y por otros delitos cometidos por miembros de la Iglesia.

"El 25 de julio de 2017 colocamos un artefacto explosivo hecho con dinamita, gas LP y butano en la conferencia del episcopado mexicano, ubicada en Calzada de los Misterios 26, Tepeyac Insurgentes, CDMX. Ni Dios, ni amo. Por cada tortura y asesinato en nombre de su Dios! Por cada niñx ultrajado por los curas pederastas", informó la organización en un comunicado publicado en el espacio web Contra Info.

La explosión se produjo a la 1:50 de la madrugada (hora local) en la puerta principal del edificio sin dejar ninguna víctima a su paso. "Solo provocó daños materiales en la puerta. Ninguna persona en el exterior ni en el interior" resultó herida, indicó el jefe de prensa de la CEM, Armando Cavazos.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México (PGJ-CdMx) informó de que habían iniciado una investigación para esclarecer cómo aconteció el ataque al corazón de la Iglesia en el país. Los peritos revelaron que el artefacto, de fabricación casera, fue producido a base de pólvora y con un extintor.

Ante esta represalia en forma de explosión, el clero respondió. Aunque en lugar de hacer referencia a las acusaciones de pederastia, alegó que la responsabilidad era de la criminalidad que golpea al país. Como dijo en Twitter el Obispo Ramón Castro de la Diócesis de Cuernavaca, el incidente "refleja la situación de México". Lo mismo hizo el representante del Episcopado en una rueda de prensa: "Este hecho nos invita a reflexionar enfáticamente sobre la necesidad de reconstruir el tejido social".

No es la primera vez que la violencia irrumpe en la Iglesia mexicana. En lo que va de año han asesinado a tres sacerdotes católicos y a 18 en total desde 2013, aunque no se ha determinado que el hecho de que formasen parte del clero fuese la causa de los ataques. Sin embargo, el incidente de ayer sí que tenía clara la ligazón con la Iglesia. Como dijeron sus autoras, solo respondía a un objetivo: hacerles pagar por los delitos y daños causados a terceros.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar