PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Felices en el psiquiátrico: la dura lucha de La Colifata contra el estigma de la locura

H

 

LT22 Radio La Colifata lleva un cuarto de siglo mejorando vidas a base de autonomía, contacto y autoestima

Ignacio Pato

02 Enero 2015 13:45

"¡Estás re colifa!". Si vas a Buenos Aires y dices o haces alguna locura es posible que escuches esto. Nuestro equivalente a "estás como una cabra", solo que utilizando la palabra "colifato/a", originaria del dialecto lunfardo de los barrios bohemios y tangueros bonaerenses.

1991, el todavía estudiante de Psicología Alfredo Olivera pone en marcha una idea que cambiará la vida de los internos del Hospital Psicoasistencial José Tiburcio Borda: poner en marcha una radio comunitaria en la que la voz de estas personas se escuche en primera persona. Los objetivos, diversos y vitales: la recuperación de la autoestima, del contacto con el exterior, y el impulso de una fundamental autonomía personal. Había nacido LT22 Radio La Colifata.

La Colifata es una experiencia pionera en la mejora de condiciones de vida de los usuarios de centros neuropsiquiátricos. Fue la primera radio en retransmitir desde uno de estos lugares, con programas confeccionados y dirigidos por las propias personas internas y también aquellas externas pero en tratamiento asociado al centro. A los primeros programas dedicados específicamente a la salud mental les ha seguido una parrilla variada y una constancia e ilusión que les ha hecho saltar a los oídos, bocas y sobre todo a los corazones de medio planeta.

Con las actividades de La Colifata como telón de fondo, estas personas han conseguido asomarse a un mundo hostil. Su modelo ha sido reproducido en diversos centros, desde Chile a Suecia, varios de sus protagonistas han participado en la película Tetro de Francis Ford Coppola, en anuncios tan recordados como este o han gozado del apoyo de Manu Chao o El Canto del Loco. Su pasión ha sido transmitida también a través del documental de Carlos Larrondo "LT22 Radio La Colifata".

Suyo, además, es parte del mérito de la oposición popular a los planes de especulación inmobiliaria que acabarían con el Borda por parte del alcalde de la ciudad, Mauricio Macri. El mismo y polémico Macri, fue este año imputado por la represión en uno de los talleres del hospital.

Sin duda, la experiencia colifata contribuyó a crear un nuevo estado de opinión en Argentina acerca de la salud mental. Desde el Borda, el mayor centro especializado del país latinoamericano, se han abierto conciencias poniendo encima de la mesa lo que se suele siempre esconder donde la vista o el oído no alcanzan. Su experiencia ha resultado clave en la progresista ley promulgada en 2010 por la que se prohíbe "la creación de nuevos manicomios o instituciones de internación monovalentes". El gobierno argentino se comprometió con ello a promover métodos alternativos o encuadrados dentro de centros generalistas que eviten un confinamiento nocivo. También, a los internamientos e inhabilitaciones se les puso mayores trabas para evitar la indefensión de estas personas.

Lo más importante es que a través de sus micrófonos, los colifas del Borda ganan duramente una batalla feroz: la de la no estigmatización de las enfermedades mentales, evitando con ello una doble condena. Además, los beneficios directos son notables: entre los externos que siguieron participando en La Colifata el índice de reinternamiento es de solo un 10%; entre los que no participan, ese índice se eleva hasta el 67%. Más de 600 usuarios de salud mental del Borda tienen contacto con la radio cada año.

Y es que, como ellos mismos dicen: "Tenemos derecho a ser felices". Re colifas y felices. 

La lucha de La Colifata contra el estigma de la salud mental es la lucha eterna contra uno de nuestros más grandes tabúes

share