PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Que llore tu madre antes que la mía: este rap no es para pijos

H

 

El rapero del barrio de Moratalaz El Coleta nos habla de su nuevo disco, 'MOvida Madrileña", en el que colabora La Mala Rodríguez

Ignacio Pato

09 Junio 2015 05:40

Imagina que en tu barrio van a hacer un puente que lo una con uno de los barrios de al lado.

Imagina que ese segundo barrio no quiere que se construya el puente para que la gente del tuyo no pueda alcanzar tan fácilmente el suyo.

Ahora deja de imaginar, porque ese barrio existe, está en Madrid y se llama Moratalaz.



De aquí viene Ramsés Gallego, aka El Coleta, el autor de una música inconfundible: el rap macarra. Ninguno de sus discos anteriores suena tan rotundo como MOvida Madrileña, que recientemente veía la luz.

"A cada uno le molarán unos temas más que otros, pero, sabes, yo no bailo el último tango en París, bailo el chotis en Madrid. Y hago lo que me sale de la polla", nos dice El Coleta sobre su nueva entrega.

El rap macarra, o quinqui rap, es una afrenta a los buenos modales. Cada frase está escrita pensando en qué bonito sería que un libro de poesía pudiera echarse a la olla, cocinarse y comerse.



"Soy un tío majete pero tengo bastante mala hostia, así que es normal que en mi rap haya mala hostia", afirma el autor.

De mala hostia, chulería y rabia están llenas sus canciones. "Trae pasta a casa y no importa de dónde", se oye en 'No nos dan trabajo', uno de esos himnos que no se entenderán en todos los barrios.


'El Piko 3', con Jarfaiter, también puede servir como metáfora de todo el disco. Se trata de una canción dedicada a la generación perdida a lomos del caballo. Es decir, de aquel ángel de la muerte que fue la heroína de los 80.

Por MOvida Madrileña, por 'Asingarap', desfila La Mala Rodríguez. "La Mala es una piba debuti. Es una tia sencilla y creativa. Ha sido muy facil y nos ha quedado un hit y un pedazo de vídeo".


El Coleta se define como como un macarra de Moratalaz, y a su barrio como un barrio obrero de Madrid situado fuera del cinturón de la faraónica autopista M-30 que libera y ahoga la capital a partes iguales.

En su música hay barrio. Y habiendo barrio hay lucha de clases. Si los quinquis no pueden disimular su cara de quinquis aunque lleven ropa de pijos, todo tiene una explicación: "Vestimos con marcas porque dimos un palo", canta El Coleta en 'Cocodrilo Dandy'.

"Soy del Rollo, colegas, no de Movida de pijos", canta en el corte homónimo del disco, un ataque contra la trascendencia social de la llamada movida madrileña de los 80. "Sirvió para hacer un lavado de cara en el exterior y afianzar la sensación de cambio de la falsa Transición", resume El Coleta.

Las referencias sociales y culturales que usa son reconocibles por cualquier chico de barrio, por cualquiera que haya vivido allí donde conseguir entre semana el dinero para el fin de semana cuesta más que en otras zonas de la ciudad. Allí donde los jueces que dictan la Ley no han estudiado Derecho.



Nadie como él consigue coleccionar tanta mención a los grandes héroes del flamenco, la rumba o el heavy con personajes de TV, del cine comercial y también —a modo de ajuste de cuentas— con todos aquellos políticos que solo suelen acordarse de los barrios cuando hay elecciones.

Porque, ¿de política, qué hay por aquí? Pues cero amor por los políticos. "No considero mi rap político", reconoce el madrileño, "aunque ya sabes que 'la política e i criminali sono la stessa cosa'".

Uno no puede evitar imaginar cómo se percibiría la música de El Coleta en Latinoamérica. Cómo su rap macarra podría hermanarse allí con la banda sonora de villas, favelas, cerros, callampas y comunas. "Me encantaría que nos llevaran a Latinoamérica. No sé cómo les sonarán mi jerga y referencias tan cerradas a la gente de allí. Existe una película mexicana que se titula Perro callejero que se podría considerar como cine quinqui mexicano".

Desde luego, no parece descabellado que en los barrios de Buenos Aires, Medellín, Caracas o Ciudad de México haya unos cuantos coletas ya. "No he estado nunca, pero con los guetos que se ven por allí, seguramente habrá gente muchísimo más elementa que yo".

Dicen que si Beethoven hubiera nacido en el siglo XX, haría rock. Lo que es más seguro es que si Eskorbuto vivieran hoy, estarían haciendo rap como el de El Coleta.



Música pa pegar tirones



También le rindes tributo al heavy metal. O sea, tenemos rap, heavy y flamenco, todas las músicas del barrio en España. ¡Que le den al pop y al indie! (esto es un poco por si quieres entrar al trapo, la podemos conectar luego con lo de la Movida madrileña, jejeje)



Soy del rollo Colegas, no movida de pijos, dices en otra. ¿Fue la Movida algo de pijos? ¿En el fondo la cara oficial de un momento en el que otras músicas eran la BSO de barrios como Moratalaz, y no de Goya o Serrano, no?


En esa frase hago un juego de palabras con el Rollo (como se llamo a la escena Heavy/Rock de esa epoca) y la peli Colegas.

Hay mucho escrito sobre eso, yo no voy a descubrir nada , los Chunguitos y Obus petaban pabellones en una gira conjunta mientras la movida no movia masas , pero parece ser que en esa epoca ya existia el Hype, a la Movida le daban muchas mas cancha .Yo no critico la musica de los grupos de la “Movida” , critico la Movida como icono de la Modernidad, que sirvio para hacer un lavado de cara al exterior y afianzar la sensacion de cambio de la falsa transicion.


share