PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Dolly murió prematuramente pero sus cuatro clones van a cumplir 9 años

H

 

Los cuatro mamíferos clonados a partir de Dolly no han envejecido prematuramente ni presentan ninguna enfermedad

astrid otal

27 Julio 2016 14:53

La famosa oveja Dolly, el primer mamífero clonado, no acabó bien. Envejeció prematuramente, desarrolló artritis a los cinco años y padeció una enfermedad pulmonar antes de ser sacrificada. Los científicos que examinaron la longitud de sus telómeros -estructuras al final del ADN que se acortan cuando el cuerpo envejece- lo confirmaron: Dolly empezó a ser una oveja decrépita a una edad temprana.



La historia de Dolly cuestionó la clonación, y no solo desde un punto de vista ético. ¿Significaba Dolly que la practicabilidad de la clonación era un desastre desde el punto de vista científico o estábamos ante un caso aislado? Trece años después de la muerte de Dolly, las evidencias apuntan a la segunda posibilidad.

Debbie, Denise, Dianna y Daisy, las cuatro ovejas que se clonaron a partir de las células de Dolly, se encuentran perfectamente a la edad de ocho años. Envejecen de forma normal y se dirigen hacia los nueve, unos 60-70 años en edad humana.

"Una de las preocupaciones en los primeros tiempos fue si los clones envejecen de forma prematura y a Dolly le diagnosticaron osteoartritis a los cinco años, con lo que este era un área relevante a estudiar", explica Kevin Sinclair, investigador que ha liderado el examen de las copias de Dolly, criadas en la Universidad de Nottingham.

"Cuando hicimos el estudio, estos clones tenían dos años y medio más que Dolly cuando murió. Aunque parecían estar perfectamente sanas, queríamos ver si podían albergar defectos sutiles", confiesa Sinclair. "Así que no se puede extender la experiencia de Dolly y su envejecimiento prematuro al resto de clones", añade.


El caso de Dolly llevó a estudiar si los clones envejecían prematuramente. Los resultados de los cuatro mamíferos creados a partir de Dolly lo desmienten


Kevin Sinclair y el resto de investigadores no han medido la longitud de los telómeros de estos clones. Se encargarán de examinar el envejecimiento molecular dentro de un año cuando las ovejas alcancen los diez años, todo un hito ya que raramente sucede en estos animales.



Pero su investigación, publicada en la revista Nature Communications, es la primera exhaustiva y de larga duración con animales clonados. Entre otras cosas, han buscado signos que revelaran enfermedades no transmisibles como obesidad, hipertensión y osteoartritis. "Tras medir los niveles de tolerancia a la glucosa, sensibilidad a la insulina, tensión sanguínea y análisis musculoesqueléticos vimos que nuestros clones, teniendo en cuenta su edad, estaban sanos", aclara Sinclair.

No obstante, la clonación sigue sin estar exenta de polémica. Su porcentaje de éxito sigue siendo bajo, cuesta conseguir que un animal clonado nazca y no muera en los primeros días. Y luego está el mismo acto de clonar o sus fines. Por ejemplo, ahí están casos extravagantes como el laboratorio de Corea del Sur que clona a tu perro fallecido por dinero.


Laboratorios de todo el mundo estudian clonar animales con fines ganaderos o con intereses más extravagantes: clonar a tu mascota fallecida por dinero


Para Sinclair y su equipo el legado de la clonación es otro: su uso médico. En el estudio que han publicado se sugiere, además, un avance. Se apunta a que es posible reprogramar por completo una célula adulta, lo que significaría una esperanza porque se podría utilizar células madre de adultos en lugar de embriones en el futuro. "La inspiración de la clonación fue para eso", declara Sinclair.


share