PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

China recluta a 20.000 personas para redactar su propia Wikipedia

H

 

El Gobierno chino prepara la gran 'Enciclopedia de China' para cubrir las necesidades de información de sus ciudadanos

Sara Pérez

03 Mayo 2017 15:55

Desde el año 2003, China práctica la política del Gran Cortafuegos para aplicar la censura en Internet y restringir la navegación. El nombre de la ley hace referencia a la Gran Muralla china, y en realidad no está desencaminado porque es una gran barrera, pero a la cultura.

Wikipedia no escapó del Gran Cortafuegos y fue bloqueada en más de una ocasión, sobre todo en los artículos que hacían referencia al Dalai Lama o al presidente Xi Jiping. Aún así, la enciclopedia mundial no estaba prohibida, tan solo limitada. De esta limitación, surgió una necesidad de información, que ahora va a ser cubierta por el propio Gobierno comunista en la gran 'Enciclopedia de China' y que tiene como objetivo no solo sustituir a Wikipedia, sino superarla. Otra de las intenciones principales, es que el resultado final duplique en tamaño a la Enciclopedia Británica.

Para conseguir esta nueva epopeya nacional, China no pretende que su nueva enciclopedia sea colaborativa, sino que ya ha reclutado a más de 20.000 académicos de Universidades e institutos de investigación que tienen como misión escribir más de 300.000 artículos de 1.000 palabras cada uno y sobre 100 disciplinas diferentes. Además, se espera que todo esté listo para 2018.

La nueva base de datos pretende "promover la herencia histórica" y "fortalecer los valores esenciales del socialismo", tal y como señaló, Yang Muzhi, jefe editorial del proyecto y presidente de la Asociación de Distribución de Periódicos y Libros de China a South China Morning Post.

"Va a ser una enciclopedia que guíe al público y a la sociedad", dijo Muzhi, que reconoció que la creación de esta enciclopedia era una decisión que se había tomado por "presión internacional".

Mediante el Gran Cortafuegos se bloquea el acceso a todo tipo de webs, principalmente a blogs, portales de noticias extranjeros y controlan los contenidos que el Gobierno considera oportuno. Ahora China, tendrá su propia fuente de datos de referencia, aunque según la activista china de Amnistía Internacional, Patrick Poon, "tan solo es un ejemplo de los intentos de China de presentar su propia versión de los acontecimientos, en particular los surgidos en la China contemporánea".

share