Actualidad

Una región de China obliga a todos los coches a llevar GPS para ser controlados

Los conductores que se niegan no pueden poner gasolina

A partir de ahora se controlarán los movimientos de los habitantes del noroeste de China. Así lo anunciaron funcionarios de la región al ordenar a todos los conductores que instalen dispositivos GPS en sus vehículos.

Para las autoridades es una manera de proteger a sus ciudadanos del terrorismo.

La medida afectará a cientos de miles de personas, parte de ellas pertenecientes a la prefectura , región fronteriza con Asia Central, donde tienen lugar enfrentamientos mortales y ataques terroristas que, en estos momentos, están en aumento.

Las autoridades dicen que los responsables de sembrar el terror en esta parte de China son los extremistas y separatistas islámicos, pero hay expertos que indican que parte de ello también viene del conflicto étnico que hay entre los migrantes chinos, Han, y la minoría musulmana, Uighur.

Las autoridades han elegido los vehículos para instalar los GPS, porque, en los últimos años, los extremistas chinos los han utilizado para perpetrar atentados. Una prueba de ello es el ataque bomba que tuvo lugar en el mercado de Urumqi, en 2014, y el de la Plaza de Tiananmen de Beijing, en octubre de 2013.

Las autoridades señalan a extremistas y separatistas islámicos, pero hay expertos que indican que también es fruto del conflicto étnico que hay entre migrantes chinos Han y la minoría musulmana Uighur

Así que, el dispositivo GPS ayudará a "garantizar la seguridad social y la seguridad y promoverá estabilidad social y armonía", según un comunicado publicado en el sitio web de propaganda del gobierno de Bayingolin, Loulan News.

Para tomar esta decisión, también se han inspirado en atentados como el atentado de Niza y el de Berlin, donde los vehículos jugaron un papel crucial "Existe una grave amenaza de terrorismo internacional, y los automóviles se han utilizado como un medio clave de transporte para los terroristas. Por lo tanto, es necesario vigilar y rastrear todos los vehículos que circulen en la prefectura ", dijo un anuncio anterior.

La normativa entró en vigor el 20 de febrero y todos los conductores de la región tendrán que acatarla antes del 30 de junio. De lo contrario, no podrán poner gasolina a sus coches. En otras palabras, no se podrán mover sin que las autoridades lo sepan. 

El experto en terrorismo de la Universidad de Lanzhou, Yang Shu, cree que esta medida ayudará al gobierno a combatir el terrorismo en Xianjiang. "La prefectura tiene un área grande y una población pequeña, así que hay muchos puntos ciegos en términos de vigilancia del gobierno".

Aunque, al mismo tiempo, un experto en Xianjiang de la Universidad La Trobe, Australia, James Leibold, cree que desde que los disturbios étnicos mortales de 2009 las autoridades han intentado detener los asesinatos transformando la región en un estado policial.

Este caso abre un debate para el cual nunca tendremos consenso universal:

¿Estás dispuesto a perder parte de tu libertad para estar más seguro?

¿O prefieres arriesgarte a vivir en circunstancias "inseguras" y ser tan libre como siempre?

[Vía The Guardian]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar