PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El derretimiento del Ártico provocó el 'apocalipsis atmosférico' de China en 2013

H

 

Según un estudio, el rápido deshielo junto a grandes nevadas en Siberia alteró los patrones de viento y el aire contaminado se estancó

A.O.

16 Marzo 2017 17:10

En China se respira un aire sucio y gris. Pero en invierno de 2013, Pekín quedó inmersa en una neblina tóxica durante un mes. Aquella nube densa, que se extendió por todo el este del país y que tardó más de lo habitual en desvanecerse, acaba de demostrarse que fue fruto del derretimiento de hielo del Ártico.

El rápido deshielo de la región polar junto al aumento de las nevadas en Siberia, ambos fenómenos causados por el cambio climático, están variando los patrones del clima invernal en el este de China. En concreto, está cambiando la circulación del viento y provoca, como ocurrió hace cuatro años, que el aire repleto de partículas dañinas se estanque en las urbes.

"El acelerado calentamiento en el Ártico está teniendo realmente un gran impacto en China. El hielo marino está disminuyendo y las nevadas está aumentando. Esta perturbación impide que el aire frío entre en las partes orientales de China, donde eliminaría la contaminación del aire", explica Yuhang Wang, profesor de la Universidad Tecnológica de Georgia (EEUU) que dirigió la investigación.

Alrededor del 70% de las 74 ciudades principales del país superó 10 veces el límite de partículas tóxicas concentradas en el aire. Ante la gravedad de la situación, el Gobierno chino, en un movimiento atípico, ordenó a la industria de carbón que frenará sus emisiones.

Densa nube se asienta sobre China, esta vez enero de 2017

El estudio examinó los flujos de viento durante los últimos 35 años y observó que la situación vivida en 2013 era única. La contaminación atmosférica está detrás de 1,4 millones de muertes prematuras cada año en China y aquel "apocalipsis atmosférico", como se llamó al evento, incrementa los riesgos para la salud.

Por añadidura, Pekín acoge en 2022 los Juegos Olímpicos de Invierno y el aire sucio podría hacer peligrar su celebración. Pero la cuestión va más allá, el estudio advierte que si las emisiones contaminantes de todo el mundo no se reducen, y si no paramos cuanto antes el calentamiento global, estos apocalipsis atmosféricos en el país asiático serán bastante frecuentes.

share