Actualidad

Un anuncio de Arabia Saudí censura a una mujer convirtiéndola en una pelota de playa

Al papá y los niños los vistieron, a ella simplemente la borraron

oi oi

En los países musulmanes tienen dos problemas con el tema de censurar el cuerpo de las mujeres. El primero, es que crean que es necesario y que están en todo su derecho a hacerlo. El segundo, y más evidente, es que un chimpancé con un grado medio en retoque digital sacaría esta locura adelante con más dignidad que ellos.

Lo vimos con el borrón de Paint que le plantaron en la televisión iraní a la pobre Charlize Theron para tapar su escote, y lo hemos vuelto a ver este fin de semana con el anuncio de una piscina hinchable que ha dado la vuelta a Twitter.

oi

El tuit lo posteo un tal @SilenRuins y, aunque parece que su cuenta ha sido borrada, según hemos podido leer la publicación llegó a los 89.000 retuits y 150.000 likes. En el post podíamos leer: "La censura saudí es un jodido descojono. La mujer se convirtió en una pelota", acompañado de la imagen original y la tuneada en su versión para Arabia Saudí.

La original es de un catálogo de la marca INTEX, con el combo familiar completo de papá-mamá-churumbel 1-churumbel 2-churumbel 3, con su traje de bajo echando unas risillas a remojo en la tienda de campaña del revés que se han echado por piscina (porque no hace falta tener un piscinón de socavón y azulejos para pasarlo chachi pistachi.

La tuneada para la web de la tienda saudí Saco, no solo ha vestido al papá y al los churumbeles 1 y 2, sino que además se ha cargado a la madre convirtiéndola en una pelota de Winnie de Poo. Ni burkini, ni nijab, ni una londa de camión con un letrero en el que pusiera "en realidad yo debería estar en la cocina, pero mi fabuloso marido me ha dejado salir a jugar".

"Objetificación literal de la mujer".

Se han cargado a la señora y la han reemplazado por un trozo de plástico hinchable. Y del personaje de Disney que más al borde del retraso mental está.

"Se me acaban de saltar los ojos... ¿Qué diantres es esta monstruosidad?".

Incluso empresas como Ikea agachan las orejas cuando tratan de vender en Arabia Saudí.

"Esto pasa mucho. En mi clase de traducción hablamos de un catálogo de Ikea en el que borraron a todas las mujeres".

Y las acciones en el punto de venta no son en absoluto más sutiles.

"— Tío, en las tiendas de verdad simplemente ponen cinta negra sobre todo.

 — Es ridículo. Ponen cinta negra en la cabeza de las mujeres de las cajas de tinte. ¿Cómo se supone que vas a ver el color del que será tu pelo?".

Aunque el tema sea serio, la imagen es tan ridícula que es imposible no hacer bromas al respecto.

"La forma en la que los niños miran a su mamá-pelota es tan triste".

"Espera... ¿entonces no deberían ser mitad pelota?".

"¿... O se convirtió la pelota en una mujer?".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar