Actualidad

Dañan un templo indígena mexicano de más de 7.000 años por "no ser cristiano"

Siguiendo la palabra de Dios

Unos asaltantes han causado daños un templo religioso indígena Otomí, de más de 7.000 años de antigüedad, situado en la montaña llamada Mayonihka o México Chiquito, en el estado de Hidalgo.

En un primer momento, los autores se han identificado como Testigos de Jehová, pero el portavoz del grupo religioso de México, Gamaliel Camarillo, lo ha desmentido.

Los agresores han destrozado al menos 12 estructuras de piedra utilizadas como altares, han roto piedras talladas y dispersado varias ofrendas como flores, frutas y pinturas.

Como han dicho los mismos autores del ataque a medios locales, sus razones han sido que los rituales tradicionales no son "cristianos" y que ahí se practica el "culto al diablo". También han asegurado hacerlo siguiendo la palabra de Dios.

                                                                                                 Equilibrio Informativo

A pesar de que los autores se han identificado como testigos de Jehová, el portavoz del grupo religioso de México, Gamaliel Camarillo, ha desmentido esta alegación

Por su parte, el profesor de la Universidad de Chapingo, Luis Pérez, habló con los residentes de una aldea cercana al templo, El Pinal, y le dijeron que habían sido ellos. A esto, señala que algunos eran recientes conversos a la religión y solían ir al sitio para las ceremonias otomíes. 

Tal y como apunta el New York Times, Luis Pérez, un profesor de de la Universidad de Chapingo, fue a visitar a los residentes de una aldea cercana al templo y éstos le dijeron que habían sido ellos.

"Me dijeron que las ceremonias prehispánicas no estaban en su Bíblia, que, en sus propios palabras, eso era basura que no estaba en la Biblia, por lo que fueron a limpiar lo que era ofensivo para Dios", dice Pérez.

El pueblo Otomí extiende su territorio a través del centro de México en al menos ocho estados y, para ellos, la importancia de este templo es equivalente a la Meca para los musulmanes o al Vaticano para lo católicos. La religión de este pueblo milenario, tiene diversas deidades sagradas, entre las que se encuentran la tierra, el agua y el fuego, y reverencia a sus dioses con ofrendas.

Esta atrocidad es aún más significativa si recordamos que se trata de un país en el que la mayoría de iglesias indígenas ya no existen, por lo que son muy pocas las construcciones que inmortalicen el legado pueblo indígena.

[Vía The New York Times y Telesur]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar