Actualidad

Catarina Migliorini (re)vende su virginidad, ¿acción política o todo lo contrario?

Tras intentarlo fallidamente, la modelo brasileña vuelve sobre sus pasos

La relación entre el cuerpo y el mercado es uno de los debates más avivados para el feminismo y la sociedad. Justamente, esta semana el ayuntamiento de Madrid lanzaba una cruzada contra la prostitución, en una campaña que orienta la atención a la trata de mujeres, bajo el eslogan “ tengo sexo con mujeres aunque ellas no lo quieran”. Y mientras sigue la pregunta sobre la adecuación de liberalizar el mercado del sexo, Catarina Migliorini vuelve a las andadas.

Meses atrás, la modelo brasileña ofrecía a subasta su virginidad en un proyecto orquestado por el cineasta Justin Sisely, que en 2009 empezó a dar vueltas con su caravana en busca de vírgenes. Y a pesar de las apariencias, el objetivo de Sisely no era ni mucho menos sexual: él sólo quería filmar la subasta de las virginidades. Entre medias se cruzó Migliorini, por quien llegaron a pujar 740.000 dólares, si bien aquello resultó un fraude: la oferta resultó ser falsa y Migliorini se enemistó con Sisely.

Migliorini vuelve ahora sobre sus pasos: tras pasar por Playboy, la autoproclamada “virgen más famosa del mundo” ha puesto a la venta su virginidad en su propia web. Hombres y mujeres están convocados, y el fin esta vez es conseguir una oferta de 1,5 millones de dólares, aunque el precio de salida sean 100.000. ¿Es entonces la historia de la modelo una reivindicación de las libertades individuales, o todo lo contrario?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar