Actualidad

Cataluña quiere premiar a quienes alquilen su piso a un precio moderado

La Generalitat presenta un índice de precios para las viviendas de alquiler con el que espera limitar la escalada de precios que sufre Barcelona

El Gobierno catalán ha presentado un índice que refleja lo que debería pagarse por alquilar una vivienda en 27 municipios catalanes. La medida, que puede consultarse dese hoy en este enlace, establece la tarifa por metro cuadrado de un inmueble.

Por el momento, el índice es solo informativo y no preveé sanciones en los casos de alquileres excesivos. Según la Consejera de Gobernación, Meritxell Borrás, también espera probarse en los próximos meses un decreto que permita incentivos fiscales a los propietarios que renten su vivienda por debajo del índice calculado.

Para su elaboración se han tenido en cuenta 200.000 contratos de alquiler con tres años de antigüedad, con la finalidad de comparar el impacto de la subida de precios que, en el caso de Barcelona, ha sido de hasta el 9%.

El índice establece un promedio es de 12,22 euros por metro cuadrado. Las cifras son mucho menores que las ofertadas por portales inmobiliarios, donde pueden encontrarse incrementos de hasta un 16,5%. El índice cuenta con dos márgenes, uno superior y otro inferior, que permite informar al arrendatario de los precios máximos y mínimos "justos" de cada zona.

Además de incluir una búsqueda por superficie, se pueden introducir también otros parámetros como el estado en el que se encuentra la vivienda, la zona en la que se ubica, el año de construcción e incluso si cuenta con ascensor o si está amueblado.

El índice es solo informativo y no preveé sanciones en los casos de alquileres excesivos

Desde el Ayuntamiento de Barcelona celebran el primer paso para hacer frente a los abusivos precios que sufre la zona y, más concretamente, Barcelona. Fueron ellos quienes defendieron en primera instancia la elaboración de una normativa que regule los precios de alquiler. El consistorio reprocha que la medida es tan solo informativa y no implica saniones a los arrendatarios que no cumplan las tarifas.

Reclaman al Govern que en la futura Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que tiene prevista su aprobación en septiembre, se incluyan cláusulas para limitar los precios y sancionar a quienes no cumplan con las limitaciones.

La competencia sobre regulación de tarifas en materia de alquiler recae sobre el Estado español. Por eso, el Gobierno catalán tiene previsto sacar adelante la normativa de arrendamientos para poder operar libremente en el ámbito económico. Tendrá un duración limitada porque será, con toda probabilidad, revocada por el Gobierno central.

Borrás sí anunció una batería de medidas para hacer más efectivo el índice. Asegura que se aprobará por decreto una serie de incentivos fiscales como reducciones o desgravaciones en el IRPF y en el IBI o que tengan subvenciones para reformar sus viviendas.

Serán los municipios quienes tengan un mayor margen de maniobra para hacer efectivas las ayudas. De momento, no ha anunciado una fecha para su aprobación. La Generalitat quiere esperar un tiempo, que no concretó, antes de implementar las polícticas fiscales para ver cómo se desarrolla el índice.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar