Actualidad

Así son las mujeres sirias que salieron de sus casas para salvar a su país

Se enfrentaron a una sociedad que establece que las mujeres deben permanecer en el hogar, se ganaron el respeto de la población y ahora son figuras imprescindibles en el conflicto

Instagram white.helmets

En la guerra de Siria las mujeres son vistas como víctimas de desplazamientos forzados, de violaciones y de bombardeos sistemáticos. Pero hay algunas que luchan a diario para rescatar a su país.

Más de 100 mujeres trabajan hoy en el equipo de rescate que opera en áreas controladas por los rebeldes: los White Helmets (Cascos Blancos), conocidos oficialmente como Defensa Civil Siria. Está conformado por personas que un día fueron maestros, albañiles, sastres o amas de casa que solo responden a un objetivo: sacar a sus vecinos de los escombros. Una realidad de la que no se habla demasiado y que la revista Dazed ha compartido después de entrevistar a dos de ellas.

La organización nació en 2013 como una coalición de activistas masculinos. Pero no pasó mucho tiempo hasta que un pequeño grupo de mujeres salieron de sus casas, donde su conservadora sociedad señala que deben estar, para unirse a ellos. A partir de octubre de 2014, fueron cada vez más las que rompieron las directrices establecidas para unirse a la organización de rescate con la que pretenden sanar las heridas abiertas de su país.

Como alegaron a Dazed, consiguieron derribar los estigmas que las persiguen al ganarse el respeto de los demás demostrando que son capaces de hacer este trabajo, que incluye responsabilidades como búsqueda y rescate y atención médica de emergencia. "Cuando empezamos a trabajar la gente comienza a aceptarnos. Se crea una especie de confianza porque hablamos con las familias, conversamos con las esposas, las hermanas y las hijas", dijo a Dazed Manal, la excontable que hoy salva vidas con los White Helmets.

Ahora son figuras imprescindibles. Cuando ha habido mujeres que han quedado atrapadas en los escombros con la ropa desgarrada, sus padres, maridos o hermanos han impedido a los White Helmets masculinos rescatarlas. Una realidad que provoca que, en estas ocasiones, las mujeres sean las únicas capaces de socorrer a las víctimas.

Gracias que muchas de las integrantes de White Helmets son madres que cuentan con formación médica de emergencia, también ofrecen asesoramiento para el parto a otras mujeres que no pueden ir a un hospital a dar a luz porque estos no son más que una montaña de escombros.

A pesar de que Manal recuerda que ha habido bombardeos que han asesinado a algunas de sus compañeras, no tienen intención de detenerse. Hoy trabajan en primera línea junto a sus compañeros masculinos, para seguir demostrando que el papel de la mujer es imprescindible para apaciguar el dolor del conflicto y reconstruir de nuevo su país.

El lugar de las mujeres en Siria es el hogar. Pero desde que algunas se unieron a los Cascos Blancos, lsu ayuda humanitaria es imprescindible para apaciguar el dolor de los sirios

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar