Actualidad

De hippies a lo Mad Max a nuevos referentes ecologistas

Desde 1972, el arquitecto Michael Reynolds lucha por cambiar nuestro nocivo estilo de vida

En el desierto de Nuevo México existe una comunidad que vive en casas hechas de basura. Fundada e impulsada en los años 70 por el arquitecto Michael Reynolds, este improvisado poblado ha sido fuertemente vilipendiado desde entonces.

Desde el principio, los habitantes de estas Earthships han sido catalogados como sucios hippies. Han dicho que viven en una especie de Mad Max engorroso y han recibido todo tipo de críticas por su estilo de vida alternativo.

Desde hace un tiempo, sin embargo, la cosa varía. Con el conocimiento que se tiene sobre el cambio climático y la sensibilización en torno al tema, los habitantes de esta comunidad se han ido convirtiend en pioneros y referentes de sostenibilidad.

El cambio climático ha hecho que pasen de ser hippies a referentes de sostenibilidad

Lo cierto es que los ciudadanos de las Earthships no se privan de nada. Cuentan con electricidad, electrodomésticos de todo tipo y los mismos servicios que el resto de hogares. Eso sí, toda la energía de estas casas proviene de fuentes renovables. Las placas solares y la refrigeración geotérmica son básicas para estas viviendas, donde no se baraja la opción de contaminar para encender un microondas.

La primera de estas casas se construyó en 1972. Reynolds afrontó el reto de construir un hogar con latas y, además de conseguirlo, abrió la puerta a todos los que quisieran unirse a su proyecto. En la actualidad, la comunidad ya cuenta con 65 viviendas ecológicas y pueden llegar hasta las 130.

Reynolds quiere que su experiencia sirva como muestra de que un tipo de vida alternativa es posible. Busca que muchos más se sumen a su propuesta. Que esta comuna hippie de Nuevo México sea una inspiración para muchas otras que estén por surgir.

“Estoy harto del reciclaje de tirar la basura al contenedor verde o al orgánico; todo eso es pura retórica”, comenta el propio Michael Reynolds en un documental de Flora Lichtman y Katherine Wells. “No me importa si una maldita chaqueta es de mi madre, voy a usar cualquier cosa para hacer edificios. Para mostrar a la gente que no necesitan infraestructuras”.

Reynolds quiere que su experiencia sirva como muestra de que un tipo de vida alternativa es posible

Loading the player...

El arquitecto también es el protagonista del documental Garbage Warrior (2007) y se ha hecho muy popular en los últimos años. De hecho, los actores Keith Carradine y Dennis Weaver pidieron a Reynolds que construyeran Earthships personalizadas para ellos.

Incluso, los edificios de esta comunidad pueden subsistir sin electricidad. Es el caso de Phoenix, una casa en la que no existe ningún tipo de energía. Se recurre al cultivo y a las aguas residuales para funcionar. “Lo que este tipo de casas hacen es tomar todos los aspectos de la vida y ponerlo en las manos de los que conviven en ella. Una familia de 4 personas puede sobrevivir perfectamente sin tener que ir a comprar”, defiende Reynolds.

El paso de hippies a referentes ya se ha dado, pero Reynolds está lejos de conseguir su objetivo principal: concienciar al planeta de que debe hacerse algo para cambiar la situación.

"Estoy harto del reciclaje de tirar la basura al contenedor verde o al orgánico; todo eso es pura retórica" (Michael Reynolds)

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar