Actualidad

Acaban de sentenciar un año de cárcel a una persona por unos tuits

Cárcel por tuitear

"Maderos a la guillotina, ETA mátalos", "¿Cómo monta Irene Villa a caballo? Con velcro", "¿En qué se parece Miguel Ángel Blanco a un delfín? En el agujero de la nuca"...

Sonará a chistes de mal gusto, humor negro extremo e incluso comentarios ofensivos hacia víctimas de atentados terroristas. Pero no dejan de ser eso: chistes. Los lanzó la fotógrafa María Lluch a través de su cuenta de Twitter (@MadameGuillotine) y ahora el Tribunal Supremo la condena a un año de cárcel.

El Tribunal considera que los tuits se enmarcan dentro del discurso del odio y subraya que no está penalizando "el chiste malo o de mal gusto" o las "opiniones discrepantes". La corte se justifica diciendo que los comentarios suponen un "grave quebranto en el régimen de libertades y daño en la paz de la comunidad". Además añade que Lluch se burló de personas concretas y que esta humillación afecta "al honor y a la dignidad" de las víctimas del terrorismo.

En febrero de 2016, la Audiencia Nacional —el órgano judicial que juzga los delitos de terrorismo— impuso una pena de 2 años a la joven. La condena ha sido revisada por el Supremo, que finalmente ha reducido la pena a un año. Consideraba que 2 eran desproporcionados, como por su parte la defensa de Lluch sigue manteniendo.

La sentencia ha levantado de nuevo el debate sobre la libertad de expresión a través de las redes sociales en España. Además, la condena puede sentar un precedente judicial que influya en algunos procesos abiertos por temas similares. Se trata de los casos del cantante de Def con Dos, César Strawberry y del concejal del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata.

Algunos sectores denuncian que se está produciendo una persecución política y de los derechos fundamentales a través de este tipo de procesos. Acusan al gobierno y a las instituciones judiciales de actuar guiados por motivos ideológicos bajo el amparo de la ley mordaza.

"Sería un error observar las persecuciones contra la libertad de expresión, la ficción y la protesta como casos individuales y diferenciados", dijo la columnista Olga Rodríguez, a raíz de los casos que en España están siendo juzgados por expresar opiniones políticas.

[Via El Confidencial]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar