PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Estos científicos tienen un plan para sustituir los combustibles fósiles por fusión nuclear

H

 

Apuntan a 2030, pero necesitan apoyos

astrid otal

02 Febrero 2017 17:16

Canadá podría abrir la puerta a que dejemos de quemar combustibles fósiles para siempre. Con el objetivo de que no aumentemos las nefastas consecuencias del cambio climático en nuestro planeta, unos científicos del país aspiran a presentar el primer prototipo de una planta de fusión nuclear para 2030.

Conocida como la 'energía de las estrellas' al estar basada en la replicación controlada de la reacción que sucede de forma natural en esos cuerpos celestes, incluido el Sol, la fusión nuclear ha estado constantemente en boca de los científicos en las últimas décadas. En su forma más simple, dos átomos de hidrógeno son fusionados a extremas temperaturas, liberando una enorme cantidad de energía en el proceso. Y una energía que es, según sus defensores, limpia, barata y casi ilimitada.

Sin embargo, a pesar de las ventajas patentes, su producción presenta dificultades tecnológicas. Se necesita un reactor con tecnología avanzada que la produzca y marque el inicio de su explotación a gran escala para que llegue a ser comercializable. Y eso es lo que quiere hacer este grupo de científicos.



Convencidos de que pueden convertir la producción de energía por fusión nuclear en una realidad segura, limpia y rentable, un colectivo formado por universidades, laboratorios de investigación y la compañía energética General Fusion ha llamado a la puerta del Gobierno de Canadá para conseguir la financiación que materialice sus ideas.

En el informe Fusion 2030 detallan que se necesitarían alrededor de 125 millones de dólares canadienses (unos 89 millones de euros) para profundizar en las investigaciones y construir una primera planta operativa. La meta es que esa primera planta sea el comienzo de un proceso de reconversión energética que acabe por reemplazar al gas y al petróleo.

"Una vez que uno construye una de las plantas y comienza a ser comercialmente viable, creemos que podemos ser competitivos en la red", manifestaba Michael Delgade, director de tecnología de General Fusion a la CBC News. "Es una fuente de energía limpia que está disponible en casi cualquier parte del mundo, se puede extraer del agua, es algo que podemos construir en cualquier lugar".

"Realmente creemos que para el 2030 vamos a ver la construcción de las primeras plantas de demostración y nos encantaría que eso sucediera en Canadá. Podríamos llegar ahí si empezamos a invertir ahora", enfatizaba Delgade.

En Canadá o en cualquier otro rincón del mundo, la fusión nuclear se presenta como una de las opciones más razonables —presenta la mayor densidad energética, la mejor tasa de retorno energético y la menor huella de carbono de todas las fuentes de energía renovable que se explotan a día de hoy— para conseguir que nuestro planeta deje de toser con los negros humos.



share