PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Así es como el ISIS busca fundar un nuevo califato en Filipinas

H

 

Desde hace 6 días el Ejército filipino y los terroristas combaten en una encarnizada lucha que ya ha dejado cerca de un centenar de muertos

alba losada

29 Mayo 2017 16:56

Getty Images

Acostumbrados como estamos a relacionar la presencia territorial del Estado Islámico con el califato autoproclamado de Raqqa (Siria) y Mosul (Irak), sorprende la recién iniciada lucha del presidente Rodrigo Duterte contra el ISIS en Filipinas. Pero los brazos del yihadismo también han llegado hasta el Sudeste asiático. Al menos un centenar de personas han muerto en los últimos 6 días por culpa de los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales filipinas y los militantes de Maute, el grupo filipino afiliado al ISIS.



Las Fuerzas Armadas de Filipinas (AFP) han establecido que en estos momentos el número de fallecidos ha llegado a 95, incluyendo 61 militantes, 19 civiles y 15 soldados y policías. Pero podría haber más entre el incontable número de personas que están huyendo de la ciudad. Una prueba de ello son los ocho vecinos asesinados en un barranco al presuntamente intentar huir de la lucha feroz que llevó al presidente del país, Rodrigo Duterte, a declarar el pasado martes un periodo de 60 días de Ley Marcial.

Edificios ardiendo, tomas de rehenes y derramamientos de sangre en las calles forman parte del escenario del asedio durante el cual se han visto banderas del ISIS ondeando "por todos los rincones de la ciudad" mostrando las palabras "no hay más dios que Dios", según dijo a la CNN el residente local Chico Usman.

A pesar de que las bandas islamistas han tenido presencia en las zonas fronterizas entre Filipinas, Malasia e Indonesia durante años, los actuales enfrentamientos han puesto al gobierno filipino en alerta.

Getty Images

"El ISIS ya está aquí", anunció Duterte alegando que su objetivo es crear un nuevo califato o "wilayat" (provincia). "Teniendo en cuenta la red de alianzas que hay entre los grupos terroristas, los delincuentes locales y los grupos armados ilegales, la ciudad de Marawi es un engranaje vital para alcanzar su objetivo de largo plazo: el control absoluto sobre la totalidad de la isla de Mindanao [donde se encuentra Marawi]".

Según el Centro Internacional de Violencia Política y la Investigación del Terrorismo (ICPVTR), en estos momentos los más de 60 grupos terroristas que han jurado lealtad al ISIS en el sudeste asiático están operando con mayor cooperación. Una evidencia que para el analista Otso Iho del Centro de Terrorismo e Insurgencia de Jane, es un importante paso que les puede llevar a crear la "generación de un frente islámico mucho más unificado, especialmente en el sur de Filipinas".


La batalla de la ciudad de Marawi ha avivado los temores de que los yihadistas puedan estar protagonizando el inicio de un califato en el sudeste asiático

Hoy ISIS cuenta con Katibah Al-Muhajir, traducido 'Brigada del Migrante', para organizar a combatientes de otros países del sudeste asiático. Y para cualquiera que lo desee, llegar a territorio filipino es demasiado fácil. "Con aproximadamente 500 ringgits malasios – unos 105 euros –, un posible yihadista extranjero puede viajar desde Malasia a Filipinas y recibir un arma de cortesía", detallaron el año pasado en un informe los analistas del ICEPVTR, Jasminder Singh y Muhammad Haziq Bin Jani.

Se trata de una precoupante realidad que podría agravarse de forma inminente, ya que los mismos expertos alertaron que si no se actúa el sur de Filipinas corre el riesgo de convertirse en la versión del sudeste asiático de las zonas fronterizas entre Afganistán y Pakistán dominadas por terroristas.


share