Actualidad

Si no eres CEO de una gran compañía, estas cifras te van a enojar (y mucho)

Publican un estudio que compara las diferencias de salario entre los trabajadores y los directores ejecutivos de las grandes empresas en USA

El CEO de McDonald's cobra en una hora lo mismo que un trabajador de su empresa en siete meses.

El CEO de Starbucks cobra en una hora lo mismo que un trabajador de su empresa en seis meses y dos semanas.

El CEO de Gap cobra en una hora lo mismo que un trabajador de su empresa en cinco meses y dos semanas.

El CEO de Walmart cobra en una hora lo mismo que un trabajador de su empresa en cuatro meses y tres semanas.

Que los directores ejecutivos de las grandes empresas cobran desproporcionadamente más que los trabajadores no es una sorpresa. Pero el artículo que publica Quartz, equiparando cuánto cobran unos y otros por hora trabajada, es para ponerse a llorar.

El resultado es asombroso e indignante porque nos da una idea más gráfica de hasta qué punto es injusta la distancia que existe entre el salario mínimo del currante y el sueldo de los peces gordos. Además, es un cálculo que nos permite ir subiendo la escala: el CEO de McDonald's cobra en una jornada laboral de ocho horas lo que un trabajador de su empresa en cuatro años y ocho meses. En una semana cobra lo que el trabajador llegaría a cobrar en treinta y tres años y medio. Por último, podemos deducir que, para cobrar lo que el CEO recibe en un mes, el trabajador necesitaría trabajar unos ciento treinta años. ¿Justicia salarial? Ja.

Estas cifras son más hirientes porque tratan de reflejar el salario real de los directores ejecutivos: no se limitan a considerar el sueldo oficial, sino que calculan las stock-options, bonificaciones y primas que acompañan a este tipo de cargos. Todo ello, por supuesto, presuponiendo que no haya ninguna contabilidad B, lo cual no haría sino aumentar el precipicio que se abre entre ambos salarios.

Luego no debe extrañarnos que a los grandes empresarios se los presente como a monstruos calculadores y mafiosos de guante blanco, como hizo Costa-Gavras en "El Capital", donde una caterva de niños malcriados ríen y aplauden que su jefe se autoproclame el Robin Hood moderno. Un Robin Hood de moral invertida, que roba a los pobres para enriquecer a los ricos.

Os dejamos el infográfico con las equivalencias de salarios para que os cabree tanto como a nosotros.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar