Actualidad

En Brasil aplacan a los manifestantes a balazos

¿El último viral en Brasil? Un policía motorizado aplaca los ánimos de la gente con una pistola reglamentaria desde una moto…

Las expectativas de choques masivos entre policía y manifestantes anti-FIFA marcaron el inicio del Mundial el pasado jueves. La tensión era la nota dominante, claro, ya que muchos esperaban réplicas de las protestas que durante todo el año pasado arrastraron a cientos de miles de personas a las calles para denunciar la obscena cantidad de dinero que el gobierno se ha gastado en el evento futbolístico, y de paso la corrupción y la pobreza endémica del país. Pero eso, de momento, no ha sucedido. Lo cual no quiere decir que la lucha no continúe a menor escala, ni que la violencia institucional se detenga. De hecho, puede que esté ocurriendo lo contrario.

Desde el jueves se han ido sucediendo pequeños choques más o menos fuertes en diversas ciudades del país. En Sao Paulo, el día de la inauguración se registró la manifestación más numerosa hasta el momento, cuando alrededor de 600 personas trataron de llegar al estadio del Corinthians. Un tremendo dispositivo de policía militar acabó dispersando al grupo a base de bombas de gas y balas de goma. Seis personas, entre ellas dos periodistas, resultaron heridas, según denunciaba Amnistía Internacional. Ayer domingo, en Brasilia un grupo de unas 150 personas se acercó hasta el estadio que acogía el Suiza-Ecuador, pero el potente cordón policial los disuadió. Del mismo tamaño, pero mucho más accidentada, fue la manifestación que trataba de llegar hasta Maracaná durante el primero de los partidos que se celebró en Rio de Janeiro.

Diez kilómetros es lo más que llegaron a acercarse al estadio, antes de ser dispersados a base de sprays de pimienta, gases lacrimógenos, unos cuantos caballos y algún que otro coche blindado. En medio del caos y los disturbios que siguieron, se cruzó una línea muy peligrosa cuando un policía motorizado disparó lo que parece ser una pistola reglamentaria, según recoge un video de Asociated Press. En el video puede verse más adelante a otro hombre, un presunto policía camuflado, también arma en mano.

En los últimos años las escenas de brutalidad callejera se han vuelto habituales, pero de alguna forma se respetan ciertos códigos y fronteras que se entienden como infranqueables. Disparar munición real contra manifestantes desarmados es sin duda una de ellas, y además una que puede tener consecuencias del todo inesperadas y siempre negativas. Pedro Dantas, portavoz de la agencia de seguridad del gobierno, ha rehusado hacer declaraciones al respecto hasta que “se estudie el contenido del video”.

No sería nada raro que, cuando eso ocurra, el agente en cuestión permanezca en su posición: al fin y al cabo, los actos de violencia y represión contra civiles han sido la nota dominante durante los meses previos al mundial, con cientos de familias pobres desahuciadas de sus hogares por vía militar para asegurar que las faraónicas obras de los estadios llegasen a buen puerto. Este ataque frontal contra todo el que suponga un estorbo para los intereses de la FIFA y las élites gubernamentales podría explicar que a estas alturas no se hayan producido altercados de mayor escala. Puede que muchos ciudadanos tengan miedo y prefieran entregarse a la proverbial hospitalidad de los brasileños para con los más de 800.000 turistas que vienen a ver el mundial. O puede que lo mejor esté todavía por llegar.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar