Actualidad

Borracheras y gritos a la pantalla: el cine cutre se ríe de Hollywood

Las pelis malas también se disfrutan

Ovnis colgando de un hilo, decorados que son solo una cortina, actores malos disfrazados de zombie… Maravilloso, ¿no? He aquí algunos elementos del cine de serie Z que nació en los años 50 con una premisa básica: "Tengo muchas ganas de hacer una peli, pero no me llega la pasta ni para una de serie B".

Y dado que ninguna productora de cine invertiría en una peli mala solo para "echarse unas risas", el cine trash tiene que buscarse la vida por otro lado: tal es el caso de un grupo de amantes de la Serie Z que ahora están financiando Cinebasura, su propio festín de cutrez y risas.

En Cinebasura, una peli malísima absorbe a los dos protagonistas. Cuando regresan al mundo real, empieza a haber fallos de doblaje, actores malos y errores de raccord: el mundo se ha convertido en una película de Serie Z.

"Hay un doble lenguaje. La primera parte es una comedia normal, pero el resto de la peli es un homenaje a los elementos cutres de la Serie Z", comenta Paco Fox, uno de los directores.

No obstante, la Serie Z no es solo un sinónimo de 'peli cutre'; al contrario, los amantes de este género reivindican una manera de ver cine muy distinta a la que estamos acostumbrados.

Pero, ¿por qué admirar las películas malas? Según Paco Fox, uno de los directores de Cinebasura, existen muchos motivos para enamorarte de estas joyas de la cutrez:

"Primero, la ves para admirar esos destellos de locura que son incapaces de tener las pelis de mayor presupuesto, porque nadie lo compraría. Luego, siempre está la fascinación por ver el cine mal hecho, el tren que descarrila".

Las películas con pocos recursos suelen recurrir a las soluciones caseras más disparatadas, y ahí es donde nace la magia. Sin embargo, Paco Fox dice: "ojo, no es necesario que sean pelis baratas para reírse. También me río con pelis de alto presupuesto, como The Spirit o Catwoman".

La comunidad de amantes del cine cutre low cost se reúne y organiza proyecciones de pelis de Serie Z, pero no ve las películas en silencio. Más bien todo lo contrario: a gritos y carcajadas. 

"No es como ir al cine, porque no estás metido en la película, sino que interactúas de una manera distinta. La peli de serie Z se ve de una manera participativa, es una reunión de colegas", comenta Paco Fox. Él define estas reuniones como "una competición por ver quién suelta el mejor chiste, con un punto maligno de reírse de las desgracias ajenas".

Ver cine malo es un acto social que puede convertirse en un delirio gigantesco y compartido. Algunos colectivos, como 'Trash entre amigos', organizan proyecciones de cine malísimo y las comentan en directo, como en una borrachera colectiva de risas y gritos.

Esta gente ha convertido su amor por el cine malo en una performance delirante. Aunque se rían de las pelis, estas reuniones no tienen nada que ver con el intelectualismo de los críticos de cine. Esto solo va de un grupo de tipos sin pasta revolcándose entre la basura.

The Room, de Tommy Wiseau, ha sido descrita como "la peor película de la historia" y se ha convertido en un mito de la serie Z contemporánea

¿Lo más importante de la Serie Z? Probablemente, su manera participativa de mirar a la pantalla

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar