Actualidad

Born in 2001: la venganza de las lolitas

La polémica Thylane Blondeau tiene 13 años y ya ha hecho temblar al mundo con su historia

En algún momento de Lolita, el escritor Vladimir Nabokov pone las siguientes palabras en boca de Humbert Humbert: “Cuando conocí a Lolita era una adorable ninfa de doce años; cuando dejé de verla era una lamentable anciana de catorce”.

Esta es una sentencia tan horrible como lírica, pero también una obsesión para muchas: miles de jóvenes que alrededor del mundo quieren ser niñas bellísimas, objetos de deseo desde muy jóvenes, reinas de ese mundo que divide lo infantil de la madurez, y que tan extraño y atractivo nos resulta.

Pero qué es ser Lolita hoy en día, si como indicaba la revista Newsweek hace unos meses, la edad de desarrollo sexual está cambiando completamente, y adelantándose a nuestras expectativas. Ya no son Lolitas, sino “Tweens”: chicas que entre los 9 y los 14 años dividen su ánimo y sus entrañas entre las ganas de jugar con sus muñecas y las de hacer el amor.

¿El paraíso de Humbert Humbert, o todo lo contrario? Ya no son inocentes porque saben lo que quieren. Ya no son niñas monas, porque imitan aquello que leen en las revistas femeninas de sus madres. Ya no miran con ojos de sorpresa, porque conocen palabras como “mamada”, y quieren practicarlas, y les angustia mucho más no haber perdido aún la virginidad, que tener de una vez por todas el gran coche rosa de la Barbie.

La Generación Z está aquí, y eso nos aterroriza. Más allá de Tavi Gevinson, Kiernan Shipka o Ellen Fanning, las cabezas visibles de los nacidos en los 2000 comienzan a posicionarse, a alcanzar la fama y a crear polémicas en redes, pasarelas y revistas.

Un ejemplo de perfecta Tween es el de la modelo Thylane Blondeau, nacida en abril de 2001 y protagonista de la última portada de la revista de moda francesa Jalouse. Su rostro es angelical, pero sus facciones evocan a la de una modelo experimentada. Su cuerpo es aún el de una niña, pero posa como si llevara décadas frente a los objetivos.

Hija de dos celebridades francesas, el nombre de Blondeau dio la vuelta al mundo en 2010 por haber protagonizado un editorial un tanto polémico para Vogue Kids. Su postura provocativa y su mirada matadora causó repulsión en la sociedad, y no tardaron en salir acusaciones de pedofilia o maltrato infantil. Su madre se defendió, y la propia Thylane con sólo 10 años también lo hizo. Ella lo tenía muy claro: de mayor quería ser modelo y poeta.

Desde entonces siguió su sueño. La pequeña modelo va a cumplir trece años en pocos días, y ya se considera escritora y modelo. De hecho, su cara y su cuerpo es uno de los más deseados por marcas, fotógrafos y revistas de todo el mundo. Ella ha protagonizado campañas para Lacoste, se la ha comparado con Kate Moss, y en redes sociales ya tiene miles de fans, dispuestos a apoyarla y seguirla donde haga falta.

“Chúpate esa Humbert”, pensarán algunas Tweens.

La adolescente acabó vengándose de la sociedad que la sexualizó.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar