Actualidad

Bocas pegajosas y lujuria teen dan vida al universo de Larry Clark

El fotógrafo Ed Templeton retrata a parejas adolescentes besándose por primera vez

Recordemos la saliva, el gusto dulce y demasiado caluroso de aquella boca distinta a la nuestra. Recordemos el momento en el que una lengua extraña comenzó a moverse cual culebra dentro de nosotros, con la cabeza dándonos vueltas y el sudor a flor de piel. Recordemos: podría ser invierno, o quizá verano. Podría ser un comienzo de curso cualquiera en los baños del sótano del instituto. Éramos dos extraños preadolescentes que tenían miedo a tocar un poco más, aunque teníamos enorme curiosidad por aquello que latía fuertemente allí abajo. Éramos niños como adultos, adultos como niños, carne de cañón para una historia polémica y colorida digna del propio Larry Clark.

Porque al igual que el director de Kids, ese icono del cine adolescente más trash, el fotógrafo Ed Templeton ha elegido a una serie de parejas de chavales que demuestran ante la cámara cómo son sus primeros besos, con qué energía son capaces de amar a una cara llena de granos y con cuánta lujuria y ternura mueven los labios de rostro a rostro y de cuerpo a cuerpo. Templeton hace así que el universo de Clark no sea único, y pone un poco de humanidad al adolescente hormonado, que es absolutamente real, y que, si lo pensamos, se parece demasiado a aquello que vivimos en nuestro pasado. Una pasión erótica y juvenil, imposible de recuperar.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar