Actualidad

Björk

Habla sobre “Biophilia”

Cuando Björk habla, el resto de la humanidad calla. En plena vorágine promocional al hilo de las primeras presentaciones en directo de “Biophilia” (palabra que podríamos traducir como afinidad o amor por las cosas vivientes), la artista ha contestado vía email a las preguntas del rotativo The Guardian. Pese a la coraza tecnológico-científica que rodea a su nuevo proyecto, la islandesa parece sentir su nueva música a ras de suelo, cercana y accesible. Preguntada por si debemos considerar su nueva criatura como un trabajo “pop”, la islandesa contesta: “¡Sí, absolutamente! O quizás yo lo tacharía de folk, música folk de nuestro tiempo. Nunca he estado muy interesada en Warhol y toda la cosa pop, ya que lo encuentro algo superficial. Prefiero el folk. La gente. Los humanos”. Björk, que cita a Beyoncé, Antony Hegarty, Chaka Khan y, sobre todo, Alim Qasimov como algunos de sus cantantes favoritos, reconoce también que su voz ha cambiado. “ Creo que se ha hecho más profunda. En mi última gira tuve nódulos en las cuerdas vocales. Me las he arreglado para solucionarlo con ejercicios vocales durante los últimos tres años, así que he vuelto a mi antiguo registro”.

Gracias a los primeros vídeos registrados por los fans que han podido ver el show, puede afirmarse tranquilamente que “Biophilia” es una de las aventuras más complejas acometidas en la historia reciente del pop. Otra cosa bien diferente es que ese proyecto, dada su dimensión y sus costes, acabe generando réditos para la artista. “Seremos afortunados si ganamos algo (…) Manchester es el prototipo. Hemos tenido que dejar muchas ideas fuera por falta de presupuesto”. Sea como fuere, Björk advierte de que su nuevo álbum, gracias a las ya conocidas apps, cambiará los patrones del oyente pasivo por una participación más activa respecto su música. “El principal objetivo es no aburrirme de mí misma. Si me muestro curiosa y entusiasmada le puede ocurrir lo mismo al oyente. En el fondo, se trata más de la sensación de vivir una aventura que de los detalles de la misma”. Esa aventura, además, es una que hay que vivir con los cinco sentidos, concentrados en lo que uno está viendo y oyendo. “Tocar en directo para gente que te está filmando para su Twitter puede ser realmente difícil. Es como ir a un restaurante con alguien que no para de enviar mensajes de texto a sus amigos mientras estás hablando con él”. Ya lo sabes. Si tienes la ocasión de ver a Björk en alguno de sus próximos conciertos, ni se te ocurra encender el móvil.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar