PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Bill Gates: "Un patógeno que se transmita por el aire podría matar a 30 millones de personas en menos de un año"

H

 

El cofundador de Microsoft llama a los países a prepararse contra el enemigo invisible del bioterrorismo, capaz de matar de decenas de millones de personas

A.O.

20 Febrero 2017 12:47

A su paso por la Conferencia de Seguridad de Múnich, Bill Gates ha advertido al mundo sobre la posibilidad inminente de un ataque bioterrorista para el que no estamos preparados. El hombre que fundó Microsoft y que luego dedicó su fortuna a fines filantrópicos cree que la próxima gran amenaza a la que se enfrenta el mundo tendrá su origen en la ingeniería genética y podría llegar a afectará a millones de personas.

"La siguiente epidemia podría originarse en la pantalla de un terrorista en un intento de utilizar la ingeniería genética para crear una versión sintética del virus de la viruela o una cepa súper contagiosa y mortal de la gripe", predijo el pasado sábado el empresario.

La amenaza de las armas biológicas se ha vuelto más realista en los últimos años debido a los avances en la tecnología de biología molecular. En más de una ocasión, las agencias de inteligencia estadounidense y británicas han señalado que ISIS ha intentado crearlas en sus bases en Siria y en Irak.


La siguiente epidemia podría originarse en la pantalla de un terrorista dispuesto a usar la ingeniería genética para causar grandes daños


A pesar de que las agencias han rebajado la voz de alarma subrayando que se necesitan habilidades específicas, buenos laboratorios y un ambiente estable —situación que no se da en esas zonas de guerra— para desarrollar esas amenazas, la inmensa capacidad del bioterrorismo para desencadenar una catástrofe es una contingencia para la que debemos prepararnos, asegura Gates. Invisibles y letales, las infecciones podrían causar más muertes que una guerra nuclear.

"Ya sea que ocurra por un capricho de la naturaleza o a manos de un terrorista, los epidemiólogos dicen que un patógeno que se transmita por el aire rápidamente podría matar a 30 millones de personas en menos de un año. Y los expertos dicen que existe una probabilidad razonable de que el mundo experimente un brote así en los próximos 10 o 15 años".



El magnate visibilizó la magnitud del peligro recordando que hace menos de 100 años, entre 50 millones y 100 millones de personas murieron a causa de un brote de gripe especialmente virulento, conocido comúnmente como gripe española. Ahora, los virus podrían fabricarse para aniquilar a gran escala.

"El hecho de que una pandemia mortal a escala mundial no haya ocurrido en la historia reciente no debe tomarse como evidencia de que una pandemia mortal no vaya a ocurrir en el futuro. E incluso si la próxima pandemia no está al nivel de la gripe de 1918, sería prudente considerar la turbulencia social y económica que podría ocurrir si algo como el ébola llegara a los centros urbanos".

Bill Gates advierte pero no dibuja un escenario apocalíptico. La clave está en anticiparse a esos posibles escenarios para saber cómo actuar cuando esa amenaza biológica termine por materializarse. Para el empresario y filántropo, los avances en biotecnología y la capacidad para generar nuevas vacunas y medicinas son armas poderosas para ayudar prevenir que las epidemias se expandan sin control. Su solución es comenzar a destinar una parte del presupuesto militar a investigar cómo frenar los patógenos.


Prepararse para una pandemia mundial es tan importante como la disuasión nuclear y evitar una catástrofe climática


La comunidad internacional debe, a juicio de Gates, prepararse para los golpes del bioterrorismo de la misma manera que los militares se preparan para la guerra. "Eso debería incluir juegos de simulación con gérmenes patógenos y otros ejercicios de preparación que nos permitan entender cómo se propagan estas pandemias, cómo responde la gente en situaciones de pánico epidemiológico y cómo gestionar asuntos como la congestión de las vías de transporte o los sistemas de comunicación que previsiblemente se darían en esos escenarios".

"Prepararse para una pandemia mundial es tan importante como la disuasión nuclear y evitar una catástrofe climática. La innovación, la cooperación y la planificación cuidadosa pueden mitigar dramáticamente los riesgos presentados por cada una de estas amenazas".

Cualquier cosa, menos minusvalorar la amenaza.


[Vía The Guardian]

share