Actualidad

Bienvenidos sean todos los fantasmas

Unai Velasco acaba de publicar su segundo libro, al que pertenece el poema 'Lectura de la primera epístola a los fantasmas'

Un libro que es una casa, y también un libro que es una escena de una película en la que todos nosotros podemos reconocernos. Unai Velasco ha publicado El silencio de las bestias, su segundo y genial libro de poemas.

Lectura de la primera epístola a los fantasmas

       Welcome, Ghosts

       Explosions in the Sky

Oh costumers en esta casa y hojalatas

para el miedo lechuzas sorprendidas sobre el pánico

pides por lo menos un relámpago sin maldad

un fantasma piadoso para el sudor

frío un sudario tremolante que te hiciera sentir

de una vez por todas

la conmoción de los muertos

                                                  pero mírate

das penas y con suerte podrías decir

aquí hay una habitación una cama deshecha

que ni siquiera tiende al sigilo sospechoso

de las alcobas

                     estás alzando la voz para remover las cortinas

de un patio de luces quietas date cuenta

estás alzando la voz y por eso oyes pisadas detrás de la

puerta te podrías

conceder concédete manillería envejecida

o un tablón chirridos que ignorara sencillamente

que esta es la puerta de tu dormitorio el lugar diáfano

donde la aparición desfallece y te señala

un colchón una funda un poco sucia alguna capilaridad

desvanecida una almohada simple

que no sugiere el desmayo

                                                    pero si por lo menos

insistes  como si tu cometido fuera el acecho

de aquello que no se ve pero todavía se intuye

las puertas rumorosas de las que nunca oíste hablar

un color más angustioso para tender una escalinata

                                                                                     ¿es eso

lo que pides?

un reloj maestro diez minutos antes de la medianoche

una alfombra polvorienta para descender temblando

un candil corto pero no

no alces la voz no la alces y sal a los pasillos

camina por la estación despejada de los pasillos que nada

         [ofrecen

pero ya te veo

saldrás con tu locura loca a lamer zócalos lisos que nada

         [ofrecen

oh costumers dirás dices quieres fiarte poquísimo

de linóleos sucesivos sucesivamente

como si presentar un adverbio fuera un extensión

         [pavorosa donde resguardarte

atornillarás la tonta horizontalidad del pasamanos

que no conduce a ningún sitio pero permíteme

que te corrija el ansia que oscurezca tu vocación de

         [asombro

toda esa tozudez que finge haber visto una clavícula

                                                                            [posesa o un hogar

de sombras generosas y no

debes regresar al monzón de los pasillos abrir esa puerta

                                                                                                        [sí

esa puerta una habitación una cama deshecha otra puerta

                                                                                                    [otra

cama deshecha vacía simplemente no alces la voz

de verdad no deberías alzar la voz no pretendas en el

                                                                                                  [jardín

hordas pálidas para batir la noche

son solo árboles

aquello que has convocado bajo tu irresponsabilidad

pero solo

                   solo hay una habitación una cama deshecha

observa

observa aunque estés furioso oh costumers y por eso

                                                                                     [insistas

la mirada sobre el solar ya sé que estás pensando

                                                                              [escombros

claro que sí

podrías nivelar esos terrenos ahí y ahí en esos

puntos proponer zanjas rebajar tierras oh vamos

                                                                                     adelante

adelante con esas maderas para encofrar una imagen

         [armada de la ausencia

nadie puede negar la velocidad de tus grúas el cejo

de tu hormigón triste habitación con colchón y funda un

         [poco sucia

una almohada donde nadie duerme

ya has vuelto a salir al pasillo con un furor de balaustres

tan capataz para figurarte el miedo la habitación el      

                                                                                     [colchón

donde nadie duerme y sales al pasillo con cadenas

                                                                               [aparatosas

con tu pésima maquinaria para almacenar oh costumers

                                                                      [paralelepípedos

aislantes expandidos bovedillas verdaderas vigas para

                                                                                     [soportar

y no no lo haces mal

quién puede negar ese empeño de la casa para decir el

                                                                                      [espanto

ahora di raquíticos árboles sorteando claridad di voces

junto al recibidor has preparado tabiques importantes

                                                                                                        [mira

qué palabras estupendas pero no podrás con todas a la

                                                                                              [vez

deja unas pocas en el suelo llévalas por partes deja

dos o tres en el suelo del pasillo estás en la habitación en

         [la cama deshecha

donde nadie duerme y te preparas podrías prepararte

algo de comer si piensas trabajar toda la noche podrías

probar en la cocina o en la despensa quizá encontrarás

oscuridad comestible en esa dirección por ahí sí sigue

                                                                                              [recto

por ese pasillo llegas a la habitación a la cama deshecha

donde no duerme nadie y los ácaros consolidan sus rutas

         [de verticalidad

su enorme proyecto del sueño

no alces tanto la voz admite tu incompetencia para el

                                                                                              [ruido

deberías cesar no bajes corriendo el pasillo no llegarás

                                                                                              antes

a la habitación a tu colchón vacío donde no duerme nadie

                                                                                              [en el

recibidor no duerme nadie regresa a tu habitación no

                                                                                 [salgas fuera

es tarde para los apliques para los candelabros la luz

económica de los pasillos que llevan a tu habitación a tu

                                                                                              [cama

deshecha donde no duerme nadie lo digo en serio no

                                                                                          [insistas

es suficiente esta casa da muchísimo muchísimo miedo

y no la vas a encantar.

Ahora escucha cómo carece de voz lo ausente.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar