Actualidad

La Biblia en imágenes de ácido y sudor

Gran Bretaña repasa cuatro décadas de música de baile a través de 500 imágenes

Hedonistas, obsesivos o excéntricos. Muchos son los adjetivos puestos a aquellas personas que han hecho posible que la música de baile no sea simplemente un ejercicio técnico de DJ's más o menos inspirados.

Londres, 1988: el acid pega con fuerza

VER TAMBIÉN: "De rave en las catacumbas de París"

Efectivamente, estamos hablando de los y las que bailan. A estas personas está dedicada la mayor colección de imágenes existente, según sus impulsores londinenses, de música electrónica y cultura de club: Lost In Music

El laboratorio creativo theprintspace es el colectivo que tiene en su poder esta auténtica colección de cromos definitiva de las pistas de baile. Todo empezó hace unos meses cuando solicitaron imágenes de particulares y profesionales. La increíble respuesta tiene números: recibieron más de 55.000 fotos

Casi siempre una gran cola es mucha mejor publicidad que miles de flyers

Lost In Music es una Biblia gráfica de ácido y sudor y su próxima etapa es, como no podría ser de otra manera tratándose de una cultura basada en en la interacción colectiva, la exposición al público.

¿Dónde y cuándo? El escenario de la muestra será el propio local de theprintspace en el revitalizado distrito de Shoreditch en Londres, con 500 fotografías seleccionadas de entre toda la colección, entre los próximos 4 y 17 de febrero.

Pero Lost In Music no pretende quedarse en un mero recuerdo nostálgico a épocas pasadas, sino que pretende contextualizar el fenómeno del baile rindiendo homenaje, en sus propias palabras, a "sus miembros fundadores y a todos aquellos que a día de hoy alimentan su evolución".

Fijarnos en estas imágenes de complicidad y ritos sensoriales tiene un puntito de voyeurismo, e n nuestro estómago se reproducen los graves y nos domina la atracción por esos momentos sin jerarquías ni protocolos.

Por esos feligreses de catedrales donde no hay más dios que el ritmo.

De subcultura a Cultura con mayúscula. De los sótanos a los estadios, del underground a las terrazas y de la ilegalidad al mainstream.

Al fin y al cabo, el baile, como los cuerpos sin los que nada sería, es único y busca sus propios espacios de libertad. Aunque sea efímera.

 La imagen es de la capital británica en 1983

No es solo que en 1984 se pudiera fumar en todos los clubs, sino que todo el mundo lo hacía

Dos b-boys en un evento break contra el régimen de apartheid sudafricano a finales de los 80

¿Quién dijo que hubiera que perder la elegancia para entregarse al baile?

Dos amigos disfrutan de una sesión de acid

Una pareja de incondicionales del Northern Soul

El mítico carnaval de Notting Hill tiene un llamativo legado de imágenes

Fatboy Slim se da un baño de masas en Manumission, 2006.

La estancia en el podium no dura eternamente. Hay que aprovecharla

La Casa Latina de Londres on fire hace cuatro años

***

Si te ha interesado este artículo, puedes probar también:

"De la rave a la revolución, retratos de la juventud que se negó a una vida gris" o "Los ravers de la Edad Media que bailaron hasta morir".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar